Conan el Asesino, Integral. El cimmerio y los kozacs

Mi única incursión en el mundo comiquero de Conan fueron varios tomos de La Espada Salvaje de Conan en glorioso blanco y negro. Una historia brutal y salvaje, donde la aventura, la magia y los países y personajes de todo pelaje se van sucediendo en cascada y con un ritmo frenético.
Recientemente, Planeta Comic se ha propuesto revitalizar el personaje publicando una serie de tomos recopilatorios en gran calidad de varios arcos argumentales. Un volumen de material inmenso pero que, gracias a estos integrales, podemos admirar series y etapas completas, disfrutando de los diferentes estilos tanto visuales como narrativos de este personaje.
Voy a comenzar por el de más reciente aparición, Conan el Asesino, el cual recopila los 12 últimos números del personaje en la editorial Dark Horse antes de que Marvel recuperara el personaje, y que aparecieron entre 2016 y 2017.

SINOPSIS

CONAN ASESINO INTERIOR - Conan el Asesino, Integral. El cimmerio y los kozacs
Conan el Asesino consta de dos historias centradas en la parte central de su vida. En la primera nos encontramos al cimerio mortalmente herido y acogido por los kozaks, una tribu nómada que irán apareciendo recurrentemente a lo largo de las historias de Conan. Sus miembros lo acogerán y curarán. El jefe tiene dos hijos diametralmente diferentes. Tras varias aventuras y peleas con hombres y seres sobrenaturales, Conan alcanzará el liderazgo de la tribu.
La segunda historia es una continuación de la primera y plasma uno de los relatos escritos por Robert E. Howard, el “padre” de Conan, en concreto El Diablo de Hierro, una historia que ya se publicó en su día dentro de otra colección. En ella, un pescador extraviado encuentra por accidente unas ruinas y despierta un mal que debería permanecer dormido.
El integral permite una narración continuada enlazando ambas historias al hacer coincidir la isla donde el pescador encuentra las ruinas con una localización de las aventuras Conan anteriores, de esa forma, la coherencia está bien conseguida. Además, existe otro hilo conductor en el tomo, y es la presencia de un demonio necrófago que persigue a Conan, yendo un paso por detrás de él pero solazándose de los cadáveres que va dejando a su paso el cimmerio.

GUIÓN Y APARTADO GRÁFICO

conan el asesino PORT - Conan el Asesino, Integral. El cimmerio y los kozacs
Del guión se ocupa Cullen Bunn. Ahondando en su biografía, no he tenido el gusto de leer trabajos previos, con lo cual este Conan Asesino es mi única referencia. La narración está bien plasmada, hace que la acción fluya con soltura y utilizando un recurso que, en mundo del comic, y en series con cierto toque legendario como son las historias de Conan, es bastante adecuado. Me estoy refiriendo a utilizar un narrador, que desde el futuro cuente las hazañas de Conan a una audiencia, normalmente un rey y su corte, dotándola de un plus de épica.
El dibujo corre a cargo de Sergio Dávila (lo siento, aquí también peco de desconocimiento de su obra). Vemos retratado a un Conan joven, con el ímpetu salvaje que suele acompañar a sus acciones, pero, curiosamente con cierta cautela antes de tomar las decisiones. Las escenas de acción son directas y bastante explícitas a la hora de mostrar la violencia que se espera en este tipo de historias.
En este aspecto, se puede calificar de notable el dinamismo del dibujo y las perspectivas de cámara que utiliza el dibujante.
Sin embargo, en lo que sería la última grapa, el dibujo lo realiza otra persona, y el resultado es muy inferior, con unos personajes poco trabajados que parecen esbozos comparados con los anteriores.

DETALLE: En la segunda historia hay una especie de fallo de racord: Uno de los kozacs que acompaña a Conan a entrevistarse con los piratas, es aseteado a las pocas páginas con dos flechas en el pecho, apareciendo más adelante como personaje de bulto y tan campante. Todo sin mediar artes malignas de resurrección ni nada.

CRÍTICA

Una buena forma de adentrarse en el universo de Conan el cimmerio gracias a estas ediciones integrales muy bien encuadernadas y cuidadas, que incluyen las portadas originales y bocetos previos. Como detalle añadido, el dibujo de la contraportada es obra del gran John Buscema.
En este caso nos encontramos con un tomo “prácticamente” autoconclusivo, al finalizar la adaptación del relato El Diablo de Hierro comentado anteriormente, aunque, su final parece indicar que podría tener continuación, pero la recuperación de los derechos de Conan por parte de Marvel frustró la hipotética continuación.
De la última hornada de integrales de Conan aparecidos el último año, posiblemente a nivel narrativo y estético no sea el mejor. Ese podio lo ocupa, para mí el integral de Conan Rey de Truman y Giorello (del que habrá reseña, por supuesto). Pero, como decía, considero que es una buena puerta de entrada a Conan, en los anteriores aparecen personajes presentes en relatos anteriores y que si los vemos aparecer nuevos pierden todo el contexto de las motivaciones o enfrentamientos anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.