La Voz de las espadas: El grimdark según Abercrombie

Con La Voz de las Espadas se inicia la denominada trilogía de la primera ley, dentro del género de fantasía grimdark de Joe Abercombie. Una aventura que se ha prolongado, hasta el momento, durante varias novelas centradas en un universo de fantasía muy realista.

Reconozco que el momento de hacer la reseña ha sido al finalizar su lectura tras dos intentos fallidos. No voy a fustigarme con aquello de ¿Cómo he tardado tantos años en caer en esta narración tan absorbente? Pero, sí que hay que reconocer que la fama y las alabanzas son merecidas, ahora todo va a ser ir a remolque para ponerme al día con todas las novelas.

INTRODUCCIÓN AL GRIMDARK

El género grimdark suele definirse como un opuesto a la denominada Alta Fantasía capitaneado por El Señor de los Anillos, donde los héroes son impolutos (incluso cuando se desvían del buen camino son capaces de reconducirse al bien con un acto heroico como Boromir), y los villanos lo son sin ninguna sombra de duda, un mundo, en definitiva, de colores negros y blancos sin apenas gradación. Así, el bien SIEMPRE vencerá al mal porque … porque sí. Nunca se nos va a mostrar un motivo o razón para que el villano actúe como actúa.

En contraposición, el género grimdark es capaz de mostrarnos toda la gama de grises presentes. Los héroes no siempre actúan movidos por nobles propósitos, como cualquier persona real, tienen sus propios demonios internos: ambición ansia de poder o envidias, y lo mismo ocurre con los villanos. Vemos las motivaciones que los empujan a declarar guerras fratricidas y en fondo pueden ser incluso entendidas. En este aspecto, el Thanos de Vengadores: Infinity War es un perfecto ejemplo.

Pero el grimdark no muestra sólo la dicotomía entre el bien y el mal, si no que es capaz de describir la crudeza de un conflicto con descripciones crudas de batallas y sufrimientos de los protagonistas. ¿Una fantasía más real por así decirlo? Posiblemente sí.

VOZ - La Voz de las espadas: El grimdark según Abercrombie

UNA HISTORIA TÓPICA

Partimos del hecho que esta novela es la primera de una trilogía, por lo que cualquier valoración queda sesgada en cuanto al desarrollo completo de la historia.

El argumento en sí es el típico de una novela de fantasía. Un continente formado por varios reinos que han mantenido continuas guerras y que, tras un periodo de tirante paz, uno de ellos ataca de manera indiscriminada.

En este contexto asistimos al viaje de varios personajes desde algunos de los reinos y que van confluyendo casi sin querer, hacia la capital del más civilizado para realizar una misión que permita parar la escalada bélica. Si añadimos un mago y una búsqueda con cierto toque místico, tenemos el andamiaje perfecto y canónico de una novela de fantasía.

Pero cuando Abercrombie desarrolla a los personajes es cuando la historia trillada se convierte en fresca.

SINOPSIS

Comenzamos con Logen, un bárbaro del Norte que ha guerreado siempre contra los reinos vecinos y que se ha labrado una fama de despiadado. He visto morir a familia y amigos y creyéndose derrotado viajará a la búsqueda de Bayaz, un legendario mago que puede ser capaz de dar sentido a su vida. En su peregrinar y relación con otros personajes, asistimos a una curiosa ambivalencia que no es excluyente: Por un lado, el lector lo va a ver como una persona que ha sufrido penalidades extremas y con el que vamos a empatizar fácilmente, pero, por otro lado, ha labrado una fama de sanguinario que le acompañará siempre como el personaje de Clint Eastwood en Sin Perdón.

En el reino de La Unión, la civilización de esta historia, nos encontramos con dos personajes tan opuestos como reflejos uno de otro. Por un lado, el inquisidor Glokta, un antiguo oficial temerario, apuesto y gran espadachín, que por su temeridad fue hecho prisionero del enemigo y torturado, convirtiéndose en un tullido amargado de su condición y al que el cargo y temor que infunde, le permiten seguir con su vida.

Por otro lado, tenemos a Jezal, un remedo de lo que Glokta fue en el pasado, un petulante y engreído de familia noble que ha escalado en la guardia real gracias a sus contactos familiares, pero que derrocha su vida en borracheras y mujeres.

Alrededor de estos tres personajes principales es donde la novela va a pivotar. Sobre sus vidas, deseos y dramas, confluyendo en un momento y lugar concreto, Adua, la capital de la Unión, haciendo que los acontecimientos se precipiten y dejen el escenario abierto para las siguientes dos novelas.

UNA HISTORIA DE PERSONAJES

Abercrombie compone una obra donde el peso recae en los personajes sin renunciar a la acción y a la construcción de un mundo rico y trufado de detalles.

Es fácil empatizar con los personajes, y en este sentido, Glokta está en el peldaño más alto. Vamos a ver un personaje que ha bajado a los infiernos desde lo más alto. Ahora es un inválido, un ser deforme que ha sido torturado de manera cruel durante años y que precisa ayuda para todo. Es imposible no conmoverse de con su sufrimiento para andar o levantarse de la cama, todo bien descrito, por supuesto. Especialmente estremecedor el acto de comer con la tortura infligida, extrayendo dientes alternos en las mandíbulas e impidiéndole masticar.

Precisamente, ese aspecto externo, su cargo y nula compasión con los condenados, es lo que le ha creado un aura de temor y respeto a su alrededor que sabe canalizar para su propio beneficio. Pero, curiosamente, asistimos a que, en sus sesiones de tortura, los condenados no son precisamente gente inocente y tomada al azar, si no todo lo contrario. ¿Una justificación a la tortura? Para mí no. Glokta aplica su rigor precisamente contra traidores al Estado sin importarle su estatus social, nunca de una manera arbitraria y siempre con pruebas concluyentes. Todo un ejemplo de grimdark, su fin deplorable y motivo final parece justificar los medios.

Jezal, por el contrario, es un personaje antipático desde el inicio. Un trepa total, holgazán e incapaz de involucrarse con nada o con nadie salvo si ve un beneficio personal. Sólo cuando es designado como contendiente en un torneo de espadachines y someterse al duro entrenamiento con su superior, y sobre todo a la interacción con dos personajes secundarios: el capitán West y su hermosa hermana Ardee salidos de la plebe, le hacen madurar y descubrir el parásito que era.

Logen, al igual que Glokta, es un personaje que atrae nuestras simpatías desde el principio. Asistimos a su sufrimiento y pérdidas pasadas, pero no puede huir de su pasado como guerrero sanguinario, y aunque su unión con el mago Bayaz nos muestra un personaje más comedido y fuera de lugar en la civilizada Adua, su poso de guerrero letal siempre estará ahí para aflorar en cualquier momento.

SECUNDARIOS DE LUJO

Si los personajes principales están perfectamente construidos, la aportación de una serie de personajes alrededor de estos, ayudan mejor a comprender a los principales, y en muchos casos, darles completamente la vuelta.

Los compañeros bárbaros de Logen, que le creen muerto y él a ellos también, componen una potente subtrama con bastante acción y humor en las tierras del Norte, llegamos a dotarles a cada uno de rasgos diferenciados, y esto es un gran acierto de Abercrombie tratándose de personajes secundarios.

En Adua tendrá también protagonismos los referidos hermanos West, por un lado, el capitán y superior de Jezal que ha ascendido al cargo con su esfuerzo y no gracias a la influencia familiar. Aunque aprecia a Jezal, no deja de verlo como lo que es, un noble mimado que lo ha tenido fácil en la vida no como él.

Ardeen West, le supone un desafío a Jezal, alejada de las recatadas y frívolas mujeres de la corte con las que trata de conquistar. Al contrario, Ardeen es una mujer despierta e inteligente capaz de calar a Jezal desde el principio y llegar a hacerle sentir su ridículo comportamiento del pasado.

Otros personajes que han tenido subtrama propia y que parecen que se irá reforzando en el futuro, son el mago Bayaz y su acólito Malacus capitaneando la misión, y Ferro, una esclava del reino del Sur que también, por indefinidos motivos, de momento, se une, muy a su pesar a la misión.

ABERCOMBIE MAPA - La Voz de las espadas: El grimdark según Abercrombie

CRÍTICA

Esta primera novela de la trilogía sirve perfectamente el propósito general de la obra, es decir, presentarnos a los personajes, profundizar en ellos y mostrarnos un entorno en el que situar la acción e iniciar una misión con pocas respuestas de momento.

En este aspecto, Abercrombie lo logra de manera magistral, tanto con la creación de personajes como en la descripción de los distintos reinos y ambientes: El frio, salvaje y boscoso norte con sus reinos bárbaros, el civilizado país central con una gran capital y una sociedad más cercana a nuestro Renacimiento es descrito con todo lujo de detalles, tanto arquitectónicos, costumbres, etc. Más esquemático es la descripción del desértico reino del sur del que procede Ferro. En definitiva, un worldbuilding de manual.

Otro excelente punto en la novela es que Abercrombie utiliza toda la primera entrega de la trilogía para presentar a los personajes y colocarlos en su sitio antes de desplegar la verdadera trama que se supone va a ser el punto troncal, y curiosamente no son páginas desperdiciadas, todas están llenas de subtramas que van enganchando al lector.

El ritmo es muy ágil y no decae en ningún momento, pasando de una a otro de las subtramas de la novela y haciendo que entremos con rapidez, absorbamos la parte de la historia del personaje y estemos a la espera del siguiente capítulo que vuelva a centrarse con él, con independencia de que historia estemos leyendo, ya sea las andanzas de Logen, las investigaciones de Glokta o el entrenamiento de Jezal.

Porque son esos añadidos que inserta Abercrombie, lo que le hacen dar un paso más, las diferentes subtramas que apenas vislumbran lazos entre ellas pero que consigue hilvanar al final del libro, mostrando un todo coherente. Vamos a ver multitud de historias y detalles que por sí solos constituirían una historia independiente: Las aventuras de los compañeros de Logen, las traiciones de los gremios de comercio en Adua, la guerra más o menos soterrada entre reinos con conspiraciones de todo tipo o el enigmático comportamiento de Bayaz, curiosamente algo anacrónico en la civilizada Adua, ya que muestra poderes mágicos que parece que han sido desdeñados desde hace siglos, relegándolo a los mitos y tratándole al mago poco menos que como un charlatán.

EPÍLOGO

La Voz de las Espadas constituye una buena forma de introducirse en el género grimdark de la mano de Abercrombie. Realmente, siendo su primera novela, el resultado es fantástico, dejando con ganas de continuar con la lectura de las siguientes novelas de la trilogía. Los tópicos más típicos de la novela de fantasía aparecen en la novela, pero con una cierta vuelta de tuerca que la dota de frescura y fuera del corsé de la fantasía más tradicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: