Promesa de Sangre, Brian McClellan. Pólvora y magia

 

Con Promesa de Sangre, Brian McClellan inicia la llamada Trilogía de la Pólvora. Una fantasía donde se cruza la magia, una ambientación napoleónica e incluso antiguos dioses.

El llamado Gunpowder es otro de los subgéneros de la fantasía centrado en la utilización de pólvora con armas de chispa como mosquetes o cañones, en una ambientación similar a la Europa de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Ese marco histórico, con el añadido de ciertos toques mágicos, fue lo que me llamó a su lectura, y desde luego, puedo decir que ha sido una decisión correcta.

SINOPSIS

La historia nos sitúa en el país de Adro, uno de los llamados Nueve Reinos en que se divide el mundo que se nos muestra. En este país, tanto la realeza como la nobleza mantiene un régimen corrupto y derrochador mientras que el pueblo se muere de hambre. En este contexto, Tamas, el mariscal más condecorado del ejército de Adro realiza un golpe de estado para descabezar, nunca mejor dicho, el poder, acabar con la tiranía y privilegios y crear una sociedad más equitativa.

Las similitudes con la revolución francesa, tanto en contexto histórico como en ambientación, son evidentes desde el primer momento, y la novela comienza, en este aspecto, en un punto muy alto.

Pero los problemas de Tamas no han hecho más que comenzar. Primero debe sofocar los focos de resistencia de las tropas leales a la nobleza sin llegar a provocar una guerra civil. Por otro lado, cumplir su promesa de alimentar al pueblo.

Asunto complicado ya que no hay dinero en el tesoro real, y finalmente, capear con las ambiciones de los grupos de poder que le han ayudado a desencadenar el golpe: Iglesia, mercenarios, banca y clanes de los bajos fondos.

Por si fuera poco, los magos de la realeza sentencian a Tamas a sufrir calamidades por romper una ancestral promesa divina.

Con el fin de dilucidar este último punto, Tamas contrata los servicios de Adamat, un inspector de policía retirado, capaz de realizar todo tipo de pesquisas y sumergirse en el bajos fondos de la capital.

Para controlar el caos general, cuenta con su propio cuerpo de élite, los Magos de la Pólvora, unos soldados capaces de aumentar sus habilidades de puntería a límites sobrehumanos, esnifando pólvora. De entre sus reducido cuerpo de élite, destaca Taniel, su hijo y que mantiene una relación paterno-filial con ciertos altibajos.

promesa portada - Promesa de Sangre, Brian McClellan. Pólvora y magia

DESARROLLO A 3 BANDAS

Con las fichas puestas sobre el tablero, la historia da un potente acelerón para hacer avanzar la historia y verla desde tres puntos de vista:

Por un lado, el de Tamas, con un carácter de acción frenética y de entresijos políticos con alianzas y traiciones.

Por otro lado, la búsqueda de Adamat sobre el significado de la profecía le lleva a interactuar con elementos de los bajos fondos y a poner en juego sus lealtades.

Finalmente, toda la trama de Taniel, con un inicio tratando de recuperarse de un desengaño amoroso y que, siguiendo las órdenes de su padre, realizará una misión muy incómoda y que también pondrá en juego la lealtad hacia su padre.

Todas estas subtramas van ofreciendo elementos que las enlazan hasta constituir un interesante tapiz. Incluso sin el añadido de la magia y los antiguos dioses, estamos ante una novela de ambientación dieciochesca donde la pólvora en las escaramuzas y batallas nos sitúa con rapidez, y donde el componente político de alianzas y traiciones entre diferentes grupos de poder y facciones, constituirían, por si sólo una novela ambientada en un país imaginario en una época concreta pero reconocible.

MAGIA, POLVORA Y ANTIGUOS DIOSES

Como decía, el ingrediente fantástico lo constituye la magia presente en este mundo. Una magia que recuerda bastante a la ofrecida por Brandon Sanderson en su obra de Nacidos de la Bruma. Tenemos a los Privilegiados, la peligrosa élite de magos que rodea al corrupto rey y que, armados de un guante son capaces de todo tipo de magia. Como en cualquier don, la proximidad al poder y el ser unos seres caso omnipotentes, los acaban convirtiendo en corruptos.

Frente a ellos se encuentran los magos de la Pólvora, normalmente asociados al ejército y que son reclutados desde niños. Poseen el don de ser empáticos con la pólvora. Inhalando una pequeña cantidad, aumentan sus habilidades con el fusil, pudiendo acertar a objetivos situados a grandes distancias o cambiar la dirección de una bala a voluntad. Además, poseen la habilidad de detectar la magia a distancia.

Estos magos de la pólvora constituyen el cuerpo de élite de Tamas y su punta de lanza para desbaratar y tener controlados a los Privilegiados. Esta, digamos “alergia” de los Privilegiados a la pólvora es lo que hace que exista en cierto equilibrio de fuerzas mágicas.

Como decía, el acceso a la magia recuerda mucho a Sanderson y la asimilación de elementos (hierro, cobre, etc.) para producir las diferentes magias. La idea de utilizar la pólvora para aumentar las habilidades está bien tirada y casa perfectamente con el entorno creado, no es necesario acudir a un elemento exótico ni a unos conocimientos arcanos.

Existen también una serie de personas, denominadas Dotados, con ciertas habilidades impropias de un ser humano común, por ejemplo, el propio guardaespaldas de Tamas no necesita dormir, habilidad muy necesaria para su cometido o Adamat que tiene el don de recordarlo todo.

Por último, hay una serie de dotados, escasos, capaces de anular completamente las habilidades mágicas de los Privilegiados, convirtiéndoles en personas sin poderes.

El tema de los antiguos dioses también está bien calibrado. No deja de ser un tema de leyendas antiguas a las que poca gente hace caso, pero siempre está en el fondo y hay una iglesia que gestiona esa fe. El autor acaba dándole un protagonismo que hace devenir a la trama en una vertientes interesantes para las siguientes novelas.

 

PERSONAJES

Los tres personajes principales, aparte de repartirse el protagonismo, nos ofrecen una vertiente diferente de la historia principal y unas subtramas propias muy interesantes.

TAMAS

El mariscal Tamas es el mejor personaje sin duda. Vemos a un soldado cansado de batallar y que realiza el golpe de estado para derrocar a un gobierno corrupto, despilfarrador y que mantiene a su pueblo en el hambre y la pobreza. Hay altruismo, sí, pero también hay cierto punto de venganza personal por una situación del pasado. Esto hace que el personaje no sea puro, si no que tiene unos retazos grises que le dan más humanidad.

Tenemos el punto de no tener ningún tipo de clemencia con mandar a la guillotina a familias enteras de nobles. No hay ni un atisbo de piedad en esa decisión. Puede estar más o menos justificada para él, pero nosotros como lectores y viéndolo desde el exterior, lo vemos totalmente reprobable y excesivo.

La vertiente de tener que lidiar con las facciones que le han apoyado, también le hace dar mucho juego al personaje, al incluir una serie de veladas amenazas, dobles juegos de traiciones y lealtades que enriquecen mucho la historia. Aparte, contamos con el tema de los continuos atentados que sufre Tamas y que colocan tanto al personaje como al lector en una tensión continua.

promesa 1 - Promesa de Sangre, Brian McClellan. Pólvora y magia

 

ADAMAT

Adamat, el antiguo policía ofrece el ingrediente de la investigación y el rastreo del significado de la profecía y todos los diferentes elementos que están detrás.

Es una persona resolutiva, pero su investigación le lleva a tocar hilos que ciertos grupos quieren mantener quietos y su presencia va a provocar que afloren una serie de personajes a cuál más peligroso.

La trama detectivesca se sazona con las amenazas a su familia que provoca su investigación, creando una serie de dudas sobre su lealtad final y que crean un desasosiego muy de agradecer.

La subtrama de Adamat nos permite entrar más en la vida de la ciudad de Adopest, la capital de Adro, y pulsar todo lo que se mueve en la ciudad. La ambientación de un Paris en plena revolución francesa ayuda a sumergirnos en ese ambiente, con elementos tales como periódicos que dan un cierto toque de historia plausible y cercana.

pro2 - Promesa de Sangre, Brian McClellan. Pólvora y magia

TANIEL

Taniel es el personaje menos atractivo al ser alguien bastante manido en este tipo de novelas. El hijo que parece que siempre tiene que demostrar su valía ante un padre exigente, y que le lleva, muchas veces a saltarse las órdenes y tomar la acción más arriesgada.

En su trama, como el más dotado de los magos de la Pólvora, persigue a una peligrosa Privilegiada tomándolo como algo personal. Además, recibe la orden de su padre de ocuparse de un Privilegiado que ha sido amigo suyo de la infancia, obedeciendo la orden con todas las reticencias del mundo y acabando por defender un puesto fronterizo ante el ataque de un país vecino y rival.

SECUNDARIOS

En su subtrama, curiosamente, el personaje más interesante es Ka-poel, una joven callada y misteriosa que acompaña a Taniel desde su anterior campaña. Pese a no hablar, demuestra unas habilidades mágicas fuera de lo común. Aparte, todo el tema del viaje hasta el puesto fronterizo y su descripción, dan para toda una novela independiente.

Pero no sólo estos personajes principales están bien dibujados, los secundarios están perfectamente perfilados y tienen su propio rol y trama alrededor.

CRÍTICA

Como indicaba antes, incluso eliminando toda referencia mágica y divina, Promesa de Sangre es una magnífica novela histórica con acción, intriga, juegos de traiciones y lealtades a todos los niveles y, sobre todo, con una ambientación espectacular de descripción tanto de la ciudad, el sistema político y ciudadano, arquitectura, etc.

Aparte, se nos ha dado las pinceladas justas para imaginarnos el mundo compuesto por 9 reinos, que se supone fueron asignados por los antiguos dioses, y uno de ellos, Kez, mantiene una actitud beligerante con el resto aprovechando su mayor potencial de Privilegiados.

pr9 - Promesa de Sangre, Brian McClellan. Pólvora y magia

La acción también está bien dosificada. Por un lado tenemos la lucha urbana del golpe de estado y la represión de los focos realista en la ciudad, y por otro tenemos la lucha en el campo de batalla contra los soldados de Kez en una fortificación asediada y una batalla más clásica del género.

Las descripciones de los distintos grupos de poder, iglesia, mercenarios, asesinos, banca, etc. Nos hacen ver que no todos estos grupos han apoyado a Tamas en el golpe de manera altruista. Todos colocan sus fichas para obtener la posición más ventajosa posible

Los personajes están muy bien tratados y su comportamiento es más humano al mostrárnoslos con sus miedos y flaquezas, totalmente apartado de un héroe al uso cuya lógica y motivación no admiten el más mínimo desvío.

Como era de esperar en un primer libro de esta trilogía, su conclusión en un cliffhanger potente, augura una continuación de esta trilogía de la Pólvora, bastante llena de giros que hacen que el lector espere con ansias la próxima entrega.

En definitiva, una novela muy recomendable, tanto para el amante del género fantástico como de la novela histórica con tintes políticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: