Rapaces, integral: Vampiros y sociedades secretas

Si hay una serie de mitos que siempre gozan del favor del público, son entre otros, los vampiros y las sociedades secretas, y en Rapaces, de Dufaux y Marini, están presentes ambos.

Esta versión integral de Rapaces recopila los 4 números de la serie que aparecieron entre 1999 y 2003. Para ser sincero, no conocía la obra, cuando apareció esta versión en febrero de 2019 me fijé por los autores, el guionista belga Jean Dufaux que había firmado obras como Djinn o La Balada de las landas perdidas, obras, tal vez más la segunda, algo densas.

Del dibujo se encarga el suizo Enrico Marini, del que he seguido su obra hasta llegar a, Águilas de Roma, un comic muy recomendable y de la que se encarga tanto del dibujo como del guión.

SINOPSIS

Una pareja de detectives de homicidios de Nueva York, Vicky Lenore y Benito Spiaggi, están a cargo de la investigación de una serie de extraños asesinatos rituales. El punto de unión es la forma de morir de la víctima, totalmente desangrada y con un pinchazo que revienta un quiste situado detrás de la oreja. En el escenario del crimen un mensaje trazado con sangre: YOUR KINGDOM IS DOOMED (Vuestro reino se acaba).

Lo que retuerce el crimen es el lugar, una habitación del piso 123 de un rascacielos cerrada por dentro y lo único abierto es el acceso a una terraza exterior.

Pero también vamos a conocer de primera mano, a los asesinos, una pareja de hermanos bastante peculiares.

A partir de esta investigación se van generando una serie de tramas, traiciones y dobles juegos que implican a jefes de policía y clanes mafiosos.

Los policías, dados por desaparecidos tras una trampa tendida por los oscuros personajes que controlan la ciudad, hacen un descubrimiento y pasan a la acción para vengarse y esclarecer la verdad, descubriendo un sórdido submundo de crímenes horrendos que los lleva a la conclusión que luchan contra fuerzas que no pueden controlar, y más tras su primer encuentro con la pareja de hermanos.

Se van a ir incorporando personajes como Aznar Akeba, el vampiro asesino captado por una sociedad secreta que vamos a conocer pronto para que les libere de la amenaza de los denominados Rapaces, los hermanos Molina. Una sociedad de vampiros modernos pero que son conscientes de que, no han evolucionado, han dejado atrás todo el poder que los caracterizaba, el ser despiadados y poderosos, para acomodarse en su eternas vidas de lujo y acabar despojándoles de toda su fuerza.

En un flashback se nos explica como fue ese cambio, como una sociedad de vampiros que lo tenía todo a sus pies, decidió ir más allá, pasar de ser los amos de la noche, de actuar en las sombras, a ser los verdaderos amos del mundo a tiempo completo, adaptarse a vivir con la luz del día y a convertir a sus presas en súbditos ya que, incluso el gusto por la sangre lo iban perdiendo.

Pero como en todo grupo, hubo uno que se opuso, un noble que consideraba que un linaje de depredadores debía seguir siendo depredador y no renegar de lo que la naturaleza le había concedido, por lo que decidió renegar no sin antes esconder y proteger a sus dos hijos, Drago y Camilla, antes de que sus antiguos compañeros vampiros le atacaran como así ocurre matándole a él y a su mujer, que prefiere inmolarse con fuego antes que entregarse al inquisidor de la orden.

En el mundo actual Vicky decide enfrentarse al mafioso que controla la ciudad y el submundo, siendo el jefe de la sociedad de vampiros e intimando finalmente con los hermanos vampiros Drago y Camilla.

La aparición en otra trama paralelo de un viejo sacerdote que se toma la justicia por su mano eliminando policías corruptos y ayudando a los niños y su escaso y misterioso número, hace avanzar la historia por caminos interesantes y que van confluyendo en un final, no por mejor percibido, menos interesante.

RAPACES INTERIOR - Rapaces, integral: Vampiros y sociedades secretas

VAMPIROS Y SOCIEDADES SECRETAS

El vampiro siempre ha ejercido una cierta fascinación y una carga sexual difícil de obviar. Esa fascinación se apoya en varios elementos como son la eterna juventud de los vampiros, la sofisticación a la hora de vestir o actuar el poder de seducción sobre sus víctimas, tanto si el vampiro ha sido hombre o mujer previamente.

Tanto el cine, sobre todo, el comic y la literatura nos han mostrado una pautas en el comportamiento de los vampiros y una mística a su alrededor que nos producen tanto fascinación como repulsión, y en este comic, los autores nos muestran las dos vertientes.

Por un lado, el vampirismo que se mantiene desde hace siglos y que, llegado un momento decidió dominar el mundo convirtiendo a la humanidad en sus lacayos y dejando un remanente de humanos sin tocar a modo de especie salvaje. Esa degradación se ha ido imponiendo durante años haciendo que vayan perdiendo su poder y fuerza. El punto culminante de este talón de Aquiles en los vampiros es la creación de una especie de quiste tras la oreja, señal tanto de su condición de vampiro como de la decadencia que se está arraigando en su especie.

Si, han evolucionado para soportar la luz del día, tocar creces, e incluso han perdido el gusto por la sangre, pero a larga, esto les ha debilitado y ellos mismos son capaces de ver que se han anquilosado, que igual se les ha ido la mano convirtiendo humanos en siervos y pronto se van a extinguir.

Por otro lado, están Drago y Camille Molina, los hijos del hidalgo que se opuso en su día a la decisión de los vampiros por cambiar. Ellos se mantienen como lo que son, depredadores que sólo matan para saciar su sed de sangre, no convierten humanos por ansia de poder, siguen siendo salvajes.

RAPACES - Rapaces, integral: Vampiros y sociedades secretas

PERSONAJES

El personaje principal es la detective Vicky Lenore, una mujer que arrastra un pasado difícil. De familia rica, su estricto padre siempre ha tratado de moldearla como una señorita de la alta sociedad, sin derecho a protestar ni rebelarse.

Esta rebelión la consigue siendo policía y aflora su debilidad cuando conoce a los hermanos Molina, sobre todo a Camille, que la seduce y parece abrirle los ojos. A partir de este punto va desarrollando su fuerte personalidad para conseguir acabar con la vieja orden de vampiros, pero manteniendo una cierta humanidad, aunque muy cercana a la faceta depredadora.

El otro personaje en importancia es Aznar Akeba, un vampiro, a la vieja usanza, que mantiene su ansia de depredador y aún no ha caído en la complacencia de sus jefes vampiros. La prueba más palpable es la ausencia del quiste tras la oreja que marca la decadencia. Su historia presente, pero sobre todo pasada, es muy interesante y reveladora.

Por último, el personaje del sacerdote es un gran añadido, aunque, por desgracia, se le dota de poco trasfondo, nos quedamos con ganas de saber más de él, dando la sensación de una oportunidad perdida para desarrollar un personaje, a priori interesante.

El resto de los personajes son más arquetípicos, con el policía compañero de Vicky y enamorado de ella, aunque nunca se ha decidido a dar el paso. Muy bueno el interludio de la cena en casa de la familia italiana del inspector con la madre ejerciendo de matriarca bonachona y cuyo desarrollo será importante al final.

La pareja de hermanos vampiros tiene todos los clichés del género, jóvenes, sensuales y sin ningún tipo de inhibición. Su emoción durante la caza de cada vampiro del cónclave sólo es comparable a la de un depredador que acecha y ataca con rapidez y letalidad a su presa. No vamos a ver en ellos nada que nos sorprenda o veamos como nuevo

Los vampiros del cónclave tampoco aportan un plus de novedad o de asombro. Son caducos y listos para desaparecer, algo que van intuyendo, pero siguen actuando como los anteriores siglos.

CRÍTICA

Rapaces condensa en este integral una buena historia de vampiros donde el fondo y la motivación de los personajes queda clara de inmediato, pero que se permite dar una pinceladas para tener una visión añadida a todo el mito de los vampiros.

El tema de la venganza, el de aniquilar una época pasada para volver a las raíces y a lo auténtico, es el motor de la obra, pero también el ansia de acaparar, de consumir recursos hasta llegar a un punto de no retorno donde prácticamente toda la población es vampiro.

El dibujo también cumple a la perfección, retratando los ambientes opresivos y sórdidos de la ciudad con sus barrios ruinosos y cuando echa mano de flashbacks, mostrando una gran ambientación de la España del siglo XVI y de la India de finales del XIX. Pero, sobre todo, prima el tratamiento de las figuras, acentuando la sensualidad sobre todo de las dos mujeres y los sucesivos encuentros sexuales entre todos ellos.

La edición de este integral es fabulosa, las cuatro historia en un tomo con una encuadernación fabulosa con su portada asemejando un libro antiguo y detalles en rojo brillante. Por supuesto, no faltan los añadidos habituales en un integral, como son bocetos de Marini y las diferentes portadas que se hicieron para los álbumes individuales.

En definitiva, una historia ligera con un final algo abierto pero que creo que no hacía falta prolongar (como parece que así ha sido). Se lee con bastante rapidez ya que su lectura no nos obliga a plantearnos grandes preguntas ni argumentales ni existenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: