Sindbad en el país del Sueño, de Juan Miguel Aguilera

Ver el nombre del protagonista de Sindbad en el país del Sueño, de Juan Miguel Aguilera, hace que nuestra mente viaje, al mundo de las Mil y una noches, al esplendor de Bagdad, al puerto de Basora con sus barcos procedentes de todos los rincones del globo, sus mercados abarrotados de mercancías increíbles y a los viajes del intrépido marino a tierras desconocidas, corriendo aventuras llenas de seres fantásticos.

Porque de esto es lo que trata está magnífica novela: de aventuras, de fantasía, de recorrer un mundo que no por más conocido, nos deja indiferente, y aquí el excelente trabajo del autor brilla con luz propia.  No sólo a nivel descriptivo y de ritmo, si no de documentación y de recreación del mundo.

SIND 1 - Sindbad en el país del Sueño, de Juan Miguel Aguilera

SINOPSIS

Tras uno de sus increíbles viajes, Sindbad, a bordo de su dhow, El Viajero, arriba al puerto de Basora para tomar un merecido descanso y vender sus mercancías, pero a la vez, también ha llegado un barco extraño hecho de metal, sin remos ni velas y que expulsa humo por una chimenea y tiene adosadas dos ruedas a los costados batiendo las aguas. Lógicamente, esta intrigante nave está causando sensación en la ciudad.

Por si fuera suficiente para despertar su curiosidad, Sindbad se topará con dos personas que le harán embarcarse en otra de sus aventuras, Aisha, una bella y misteriosa mujer y Radi, el hermano de un artesano a quien unos esbirros (se supone que tripulantes del misterioso barco) han matado buscando un libro que pertenecía a su padre e incluía un saber secreto, y que ahora obra en poder de Radi.

Así pues, la aventura está servida, Sindbad y Radi, parten tras la misteriosa nave con propósitos distintos. Radi para recuperar a su padre y vengar a los asesinos de su hermano y Sindbad por la aventura, la curiosidad y los bellos ojos de una mujer.

SIND 3 - Sindbad en el país del Sueño, de Juan Miguel Aguilera

COMIENZA LA AVENTURA

Pronto descubren que la nave está manejada por un djinn encadenado, un demonio en la mitología árabe. La persecución nos llevará desde tierras conocidas a otras lejanas como Zanzibar y su mercado de esclavos, y de ahí a otras desconocidas y legendarias hasta llegar al denominado país del Cobre y las míticas y perdidas minas del rey Salomón.

En estas lejanas, Al-Yahiz, el erudito tripulante que viaja con Sindbad, descubrirá una inmensa biblioteca del saber, así como el país de los djinn, algunos malignos, pero otros aliados de los humanos, y que custodian la morada del más poderoso de ellos que fue vencido y encadenado por el propio Salomón.

Se producirán giros, tramas dentro de tramas, y sobre todo aventura con mayúsculas y el necesario toque fantástico.

SIND 2 - Sindbad en el país del Sueño, de Juan Miguel Aguilera

ESTRUCTURA

Sindbad en el país de los sueños puede dividirse en dos partes diferenciadas y en cada una de ellas prima un género.

En la primera parte, hasta la llegad a Zanzíbar, vamos a disfrutar de un relato de aventuras. Se nos muestra un mundo aún conocido y una trama donde se busca desentrañar lo que oculta el libro del artesano.

A partir de ahí, y cuando el grupo de Sindbad se interna en tierras de leyenda, el relato gira al género fantástico (sin abandonar la aventura), pero vemos un mundo dominado por seres inmortales, por ciudades perdidas y por batallas sobre alfombras voladoras (sí, hay alfombras voladoras).

El ritmo es muy rápido y hace que avancemos velozmente para ver que nos ofrece la página siguiente. Para ello ayuda lo cortos que son los capítulos, mesurando muy bien la información que nos va dando.

Un detalle novedoso, es la inclusión de unos códigos QR que nos llevan a profundizar algo más en los descrito en el capítulo, como puede ser el proceso de adamascado de las espadas o los tipos de embarcación.

SINDBAD PORT - Sindbad en el país del Sueño, de Juan Miguel Aguilera

CRÍTICA

Como he dicho anteriormente, el trabajo de documentación es enorme. Se nota que el autor tenía muy claro el relato de fantasía oriental que ofrece y, sobre todo en la primera parte, sus descripciones de la ciudad y costumbres, hace que aparte de imaginar, veamos e incluso olamos ese puerto, esos callejones y jardines y nos reconforte su frescor en las cálidas noches.

El comienzo de la novela con la intro de: Has de saber – pero Alá es más sabio, más prudente, más poderoso y más bondadoso- , que en los años del califa Harun al-Rashid… tan recurrente en las historias de las Mil y una noches, hace que entremos a leerlo casi a tumba abierta.

Además, tanto la portada del libro como los fantásticos dibujos de su interior son obra del propio escritor, demostrando también una gran experiencia e inventiva, también como dibujante.

El desarrollo de personajes puede pecar de poco elaborado. Tal vez, que Sindbad, el protagonista sea alguien ya conocido, impide que el autor se tome tiempo adicional en darle profundidad, deja ese trabajo al lector, lo que ocurre es que el resto de los personajes quedan también poco desarrollados, al fiarlo todo a la ventura pura y dura.

A la hora de describirnos el país de los djinn, Juan Miguel Aguilera también hace un ejercicio fabuloso para mostrarnos multitud de clichés de películas y relatos de fantasía oriental para asombrarnos con sus maravillas. Imposible no venir a nuestra mente la maravillosa El Ladrón de Bagdad de 1940 con Conrad Veidt y Sabu y la envolvente música del gran Alexander Korda.

EPÍLOGO

Sólo un punto nubla la novela, y me refiero a los anteriormente mencionados códigos QR. Está muy bien como novedad, pero su inclusión rompe un poco el ritmo acelerado de la lectura del libro. Es bastante engorroso, dejar el libro un momento, coger el móvil, escanear y ver la información adicional, para volver a enfrascarse en su lectura.

Tal vez su colocación al final del libro con la referencia del capítulo hubiera sido más adecuada para ampliar conocimientos, pero una vez acabada la novela.

Así pues, una novela excelente y muy recomendable para aquellos que disfruten de los relatos y películas ambientados en la época, y para los amantes de las aventuras fantásticas en general, Sindbad en el país de los sueños es una gozada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: