Alastor, de Jack Vance. Un olvidado clásico de la CF

Alastor, de Jack Vance está compuesto de tres historias ambientadas cada una en un planeta perteneciente al cúmulo de Alastor, el cual contiene un elevado número de estrellas y planetas habitados en una volumen de pocos años luz. De esta forma, esta unidad planetaria está regida por el Conáctico, que reside en el mundo capital y en cuya torre, cualquier visitante puede acceder a los datos de los 3.000 planetas que comprenden el cúmulo.

 

UN CLÁSICO OLVIDADO

Alastor no es la mejor obra de Jack Vance, ese lugar lo ocupa, sin duda, Los Príncipes Demonio y la saga de Lyonesse, más centrada esta última en la fantasía.

Aún así, es posible ver la huella y el “toque” de Vance a la hora de crear un mundo y dotarlo de contenido cultural y sociológico.

Alastor está publicado a mediados de los 70 y la edición que tengo es de 1990. Es un libro difícil de encontrar y hay que acudir a librerías y webs de segunda mano para hacerse con una copia, pero, desde luego, merece mucho la pena el esfuerzo de su adquisición.

3 HISTORIAS INDEPENDIENTES

Las tres historias contenidas en Alastor tienen el denominador común de la ubicación dentro del cúmulo pero todas muestran una sociedad radicalmente diferente en cada caso. El buen hacer de Jack Vance, un autor que me encanta, consigue sumergir al lector rápidamente en la historia y en las connotaciones culturales de cada mundo, con descripciones detalladas de su sociedad, economía, recursos o razas.

TRULLION: ALASTOR 2262

La primera historia nos traslada a Trullion, planeta donde regresa Glinnes Hudson tras su paso por La Maza , la fuerza militar de Alastor. Allí se encontrará con que su padre y hermano mayor han desaparecido y su hermano menor, con la connivencia de su madre, ha vendido las tierras y propiedades de la familia sin consultarle.

Privado de herencia, su única salida es dedicarse al hussade, un deporte de equipo muy popular que mezcla rugby, lucha y ciertas dosis de estrategia.

Mientras va tratando de recuperar su patrimonio, se enfrenta a intrigas de todo tipo, desde los esquivos y nómadas trills, a los poco claros manejos de un rico local metido en oscuros negocios.

La historia avanza entre la creación de un equipo competitivo de hussade para hacer dinero y las investigaciones detectivescas de Glinnes entre los trills para aclarar la desaparición de sus familiares y su herencia.

MARUNE: ALASTOR 933

Una persona que sufre amnesia es abandonada en un espaciopuerto. Llevado a la capital y tras varias sesiones de terapia regresiva, se descubre que se trata de un aristócrata rhune del cerrado y exclusivo mundo de Marune, un planeta con un sistema feudal de casas reinantes.

Volverá al planeta para averiguar qué intriga le llevó a que le borraran la memoria para derrocarlo. Su vuelta despertará recelos entre sus familiares nobles y otros elementos que conspiran en una lucha de poder que nada tienen que envidiar a las ocurridas en plena Edad Media.

WYST: ALASTOR 1716

Jantiff es un artista que viaja a este planeta como una forma de descubrimiento personal. Entrará en contacto con los arribinos cuyo gobierno consiste en una democracia llevada al extremo, de tal forma que todo es de todos. Sus superpobladas ciudades son una especie de experimento sociológico y los bienes esenciales son gratuitos y los trabajos son más hobbies que otra cosa.

En este ambiente, y tras pasar varias situaciones donde choca con el pensamiento comunitario, se ve inmerso en una conspiración criminal en contra del Conáctico donde también su vida corre peligro, teniendo que huir para salvaguardar y advertir al Conáctico.

ALASTOR PORTADA - Alastor, de Jack Vance. Un olvidado clásico de la CF

ELEMENTO DETECTIVESCO

En todas las obras de Vance este componente existe siempre y en Alastor se va a ver multiplicado. Vamos a seguir a Glinnes en Trullion tratando de encontrar a su padre y hermano o investigando transacciones comerciales dudosas, A Efraim en Marune  buscando la traición que sufrió en persona, y a Jantiff en Wyst, tratando de salvar su vida y la del Conáctico de una intriga criminal.

Todas estas historias están enmarcadas en un universo de ciencia ficción y ambientado en un futuro de viajes espaciales y alta tecnología, pero las historias son tan absorbentes que es fácil abstraerse del contexto donde se nos ha colocado por parte de Vance. 

CRÍTICA

Como no me cansaré de repetir, Jack Vance es uno de los mejores creadores de mundos y la diversidad que consigue con estas historias es totalmente apabullante.

Partimos de Trullion, un planeta pantanoso y bastante rural, donde los trills, un trasunto de gitanos por su acervo cultural nómada y de costumbres patriarcales, decidieron dedicarse a vagar por el planeta y siendo repudiados por el resto de habitantes por sus aficiones al robo y a negocios turbios.

También se nos va a detallar completamente un juego, el hussade, con unas reglas y una estrategia, que aunque copia de otros deportes, Vance lo muestra muy original, tanto en la estrategia, campo de juego y objetivo final.

En Marune vamos a asistir primero a todo el proceso de recuperación de la memoria por parte de Efraim y de ahí saltaremos a su planeta natal, compuesto por reinos con castillos fabulosos y toda una parafernalia medieval, con estancias oscuras, traiciones y dobles juegos.

Wyst puede que sea la historia más alejada de lo habitual en Vance. Se nos muestra una sociedad más próxima al hippismo donde todo es compartido, nada hace el menor esfuerzo y, visto con los ojos de alguien externo como es el caso del protagonista, se trata de una sociedad decadente que sólo piensa en el placer propio.

La ambientación es otro de los sellos de Vance, y en Alastor vamos a tener una descripción precisa de los ambientes de cada planeta, de su fauna y flora e incluso gastronomía.

EPÍLOGO

En definitiva, Alastor, es una obra que permite descubrir mundos únicos entre sí, con historias que, sin abandonar el carácter CF, tienen una identidad propia y podían perfectamente insertarse en un marco temporal diferente sin apenas verse afectadas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: