El archivo de las Atrocidades. Humor por encima de todo

La saga de Los Expedientes de la Lavandería se inicia con El Archivo de las Atrocidades, de Charles Stross, una de esas joyas que de vez en cuando caen en nuestras manos y que, partiendo de una premisa vista más de una vez en cine o televisión, consigue impactarnos por su trama desenfadada, referencias frikis y situaciones absurdas.

SINOPSIS

Como decía, el punto de inicio es similar a lo visto en MIB, una organización secreta, muy secreta, inglesa en este caso, se encarga de proteger al planeta de multitud de horrores venidos de otras dimensiones. En esta organización, conocida como La Lavandería, trabaja Bob Howard, un informático que pasa sus ratos entre papeleos y cosas de geeks, pero siendo consciente del lugar donde trabaja.

Su ociosa vida se ve alterada cuando tiene que participar en una misión de campo para parar uno de esos horrores que ponen en peligro a la Humanidad.

Una misión, en principio sencilla y sin peligro alguno, pero que se irá complicando con la aparición de células terroristas, enemigos antiguos y el sempiterno plan para utilizar lo oculto y dominar el mundo.

archi portada - El archivo de las Atrocidades. Humor por encima de todo

PERO SIEMPRE HAY ALGO MAS

De buenas a primeras, el punto de arranque es muy válido para desarrollar una serie de aventuras luchando contra horrores y seres del inframundo, pero aquí, Stross profundiza tanto en el trabajo como en la vida privada de Bob, mostrándonos a sus dos compañeros de piso: Pinky y Cerebro, cuya afición es abrir portales e invocar demonios, fastidiando a Bob el poco rato que dedica a ver la televisión.

Es precisamente este carácter de Bob, a medio camino entre el inconformismo de un trabajo anodino, la sed de aventuras y su ingenio rozando la sociopatía, lo que genera un personaje capaz de enfrentarse a unas situaciones que harían palidecer a cualquiera, desde un punto más pragmático que valiente.

También veremos los inicios de la carrera de Bob en La Lavandería, al hackear algo que no debería haber tocado y terminando como técnico de mantenimiento con cierto nivel de conocimientos de lo que se cuece en la organización. Este trabajo y vida anodina le lleva a desear actuar como agente de campo, deseo que se verá cumplido tras un curso de formación de “demonología computacional” que termina de manera bastante alocada.

archi1 - El archivo de las Atrocidades. Humor por encima de todo

HORRORES LOVECRAFTIANOS, NAZIS Y DEMAS FAUNA

Como si de una película de serie Z se tratara, el enemigo a batir va a estar totalmente sobredimensionado y aprovechando los tropos de terror más rocambolesco. De esta forma, Bob se va a enfrentar a una ramificación de que creía extinta de una división esotérica nazi, a invocaciones demoníacas y seres de otros planos de existencia. El fondo de armario de Lovecraft y todos sus horrores, está más que presente en toda la novela.

Pero esta lucha se va a hacer desde el humor, el absurdo y muchas gotas de referencias frikis y jerga tecnológica. Jerga, que, en algunos casos, Stross describe con una minuciosidad que puede echar atrás al lector menos acostumbrado.

De hecho, todos los temas esotéricos se tratan con una mezcla de magia fantástica y tecnología muy avanzada aunque con cierto toque vintage de los 70 y 80, de tal manera que es como si los famosos Cazafantasmas de Ivan Reitman hubieran convertido su aparente afición en un trabajo de mayor envergadura y presupuesto.

archi4 - El archivo de las Atrocidades. Humor por encima de todo
ABURRIDA VIDA DE OFICINA

Tal vez sea este uno de los puntos destacables, la aparente cotidianidad del trabajo que implica elementos de horror y peligro de destrucción constante de la humanidad, son retratados como trabajos casuales de oficina con su propia aburrida burocracia y con jefes y subalternos chupatintas. Si exceptuamos el propósito final de La Lavandería, asistimos a la típica comedia de situación de una oficina con sus balances, papeleo, controles de gastos, informes por triplicado, etc.

Cuando la historia abandona, la aparente paz de las oficinas de La Lavandería y se introduce en la acción pura y dura, el ritmo es trepidante, con un desarrollo de personajes y subtramas sumamente atrayentes, todo ello con multitud de referencias a las novelas y películas de espías y a cierto trasfondo histórico que da empaque al universo creado por Stross.

archi5 - El archivo de las Atrocidades. Humor por encima de todo

LOS EXPEDIENTES DE LA LAVANDERÍA

El Archivo de las Atrocidades incorpora la novela que da título al libro y otra más, La Jungla de Cemento, que ganó el premio Hugo en 2005 en la categoría de novela corta y que muestra una nueva aventura de Bob con otro caso, peliagudo a la par que absurdo. Además, incluye un ensayo al final del libro a modo de epílogo para entender que es La Lavandería y las distintas organizaciones que interactúan.

El Archivo de las Atrocidades es el primero de una serie de 8 novelas hasta ahora, y que de momento ha visto publicada en español una segunda novela, Jennifer Morgue.

CRÍTICA

El Archivo de las Atrocidades hay que leerlo desde el prisma del humor absurdo que implica un trabajo en constante peligro con fuerzas sobrenaturales, pero que sus trabajadores se toman con una brutal naturalidad.

El contrapunto del trabajo de oficina monótono está muy bien llevado para dar cierta normalidad a un trabajo que tiene poco de normal.

El juntar, además, el tema fantástico y la magia con lo último en tecnología, permite a Stross dejar caer perlas de “sabiduría friki” que no sólo hacen las delicias de cualquier aficionado, si no que no dejan de ser alicientes para el lector no profano en estos temas, ya que todas estas referencias acaban en un punto de humor y absurdo muy logrado.

La traducción de el Archivo de las Atrocidades es muy notable teniendo en cuenta la dificultad que implica el uso de muchas expresiones tecnológicas y giros frikis. Se nota una gran labor de documentación previa por parte de los traductores para hacer comprensible tanto el texto como los giros y chistes incluidos.

archi2 - El archivo de las Atrocidades. Humor por encima de todo

EPÍLOGO

El Archivo de las Atrocidades es, en definitiva, una lectura muy recomendable. La unión de elementos fantásticos, elementos lovecfratianos, contraespionaje, magia, tecnología y sobre todo el humor absurdo, constituyen, finalmente, un relato donde la comedia y cierta crítica social tienen cabida y permiten disfrutar de una excelente lectura.

Ahora sólo queda devorar la siguiente historia y esperar que lleguen a España nuevas aventuras de Bob Howard y La Lavandería, la primera, única y burocratizada línea de defensa de la Humanidad contra las artes oscuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: