El Señor de los Djinn, P. Djèli Clark. Ucronía, magia y steampunk

Con El Señor de los Djinn, P. Djèli Clark nos vuelve a introducir en ese Egipto ucrónico con magia y cierto toque steampunk que ya vimos en La Maldición del tranvía 015.

Nos encontramos con una novela larga y un relato corto introductorio que sigue, en una línea temporal, a la novela antes mencionada.

En este caso vamos a seguir las andanzas de Fatma, la primera mujer detective del ministerio de alquimia, encantamientos y entidades sobrenaturales, y que apareció como “estrella invitada” en la anterior novela.

Su labor va a ser resolver un misterio muy detectivesco en principio, pero salpicado de elementos mágicos. El autor también va a tocar ciertos temas sociales de manera muy hábil y dejando una novela con una efectiva carga reivindicativa.

CONTEXTUALIZANDO LA LLEGADA DE LOS DJINN

Para situarnos en el maravilloso universo creado por Clark, es necesario fijar los diferentes hitos históricos que han creado esta ucronía. La novela se centra en Egipto, a principios de la década de 1910. Pero no estamos ante nuestro Egipto histórico, si no una realidad diferente que ha cambiado a raíz de un acontecimiento ocurrido 40 años atrás.

El evento se produjo cuando un filósofo e inventor, mediante magia, rasgó el velo que separa este mundo y el mundo de los djinn, permitiendo su paso a esta realidad. Con la ayuda de estos seres, Egipto y otras naciones africanas, consiguen independizarse de sus colonizadores. También con su ayuda, Egipto consigue afianzarse como una potencia mundial al aplicar adelantos tecnológicos como autómatas, dirigibles o tranvías aéreos.

Estos djinn han pasado a formar parte y ser aceptados por la sociedad egipcia, desempeñando multitud de trabajos o funciones. Precisamente debido a su presencia, se crea el citado ministerio para ocuparse de los asuntos extraterrenos. Esto sería una perfecta traslación del departamento mostrado en las películas de MIB.

SD PORTADA - El Señor de los Djinn, P. Djèli Clark. Ucronía, magia y steampunk

ESTRUCTURA Y SINOPSIS

El Señor de los Djinn está contiene un relato corto, Muerte de un Djinn en El Cairo. Se trata de la primera incursión de Clark en este universo de su invención. Será la primera aventura de la protagonista de la novela, la agente Fatma.

Pero, además, su argumento entroncará perfectamente con la novela propiamente dicha, apareciendo elementos que luego tendrán mucha importancia.

El señor de los Djinn se inicia con la misteriosa y brutal muerte de una logia de occidentales obsesionados con el legado y la mística de Al-Jahiz, el mago que abrió la puerta al mundo de los djinn. Por las connotaciones del crimen, la policía encarga el caso al ministerio de alquimia, y como no, a su mejor agente, Fatma el Sha’ arawi, que aquí tendrá que aceptar a regañadientes la compañía de otra agente, Hadia.

La historia detectivesca se complica con la aparición en la escena del crimen de un mismterios hombre enmascarado y vestido de negro que se autoproclama como el propio Al-Jahiz que ha regresado con una misión pública y populista pero con otra motivación más oculta y peligrosa.

TRAMA DETECTIVESCA

La misión de desenmascarar al ¿impostor? Les obliga a ir siempre un paso por detrás. Y todo se complica cuando este misterioso enmascarado, es capaz de realizar portentos mágicos sólo alcanzables al propio Al-Jahiz.

Por el camino, ambas agentes, contaran con la ayuda de algunos personajes aparecidos en La maldición del tranvía 015, pero sobre todo con Siti, la sensual y misteriosa etíope que rinde culto a los anteriores dioses de Egipto y cuya fe es perseguida por herética.

La celebración en El Cairo de una cumbre de jefes de estado para tratar de frenar una previsible guerra mundial no hace si no aumentar el caos y peligro.

Los continuos y fallidos enfrentamientos con el hombre misterioso llevan al límite a las tres protagonistas, permitiendo al lector empaparse de una mística y una atmósfera rica en magia, aventura y exotismo.

La resolución es algo excesiva y dejando el listón muy alto, pero llegado a un cierto tramo del libro, parece claro quien está detrás moviendo hilos. Pero no es un tema importante porque la trama detectivesca es, quizás, el punto menos importante. El Señor de los Djinn está trufado de elementos mucho más interesantes y reseñables.

sd3 - El Señor de los Djinn, P. Djèli Clark. Ucronía, magia y steampunk

GRAN TRABAJO DE AMBIENTACIÓN

El punto fuerte de El Señor de los Djinn y el resto de las historias de Clark es evidentemente, la original ambientación. Utilizando elementos del folclore de Oriente Medio, leyendas, vestimentas, gastronomía, Clark es capaz de integrarlos con elementos tecnológicos próximos al steampunk. Los paseos de los personajes por las distintas zonas de la ciudad, descripciones, olores, todo juega a favor de que el lector se sienta integrado en la historia.

Toda la mística de los djinn es magnífica. El sacar a la luz los diferentes tipos de demonios, genios, elementales, etc. que poblaban la mitología preislámica, llevan inevitablemente a Las Mil y una Noches (libro que tendrá un papel fundamental en la resolución del caso) y a otra magnífica novela como Sindbad en el País del Sueño de Juan Miguel Aguilera.

Otro gran detalle es la situación de herejes de los adoradores de los antiguos dioses de Egipto. Unos dioses que parecen estar presentes en un segundo plano y que abre un mundo de posibilidades futuras.

PERSONAJES BIEN CONSTRUIDOS CON UN PERO …

Aparte de la magnífica ambientación del universo creado por Clark, la construcción de los personajes es otro de los grandes puntos de esta novela.

Evidentemente, hay que hablar, y mucho de Fatma, la protagonista y brillante investigadora. Su peculiar vestuario a la moda masculina inglesa consigue dar ese toque de extravagancia que es a la vez, y en sus propias palabras, una burla a la moda occidental de vestir con ropajes orientales.

Fatma es sobre todo perseverante y una persona que, desde su humilde posición como hija de un relojero, ha sido capaz de afrontar multitud de trabas hasta llegar a su puesto. Su vestimenta masculina parece también que le sirve de coraza ante momentos de desesperación.

Unos momentos en los que Siti le muestra el apoyo necesario para remontar. La relación entre ambas está muy bien construida, así como los primeros compases en que coincide con su nueva compañera de investigación. Aquí nos encontramos con el cliché del policía veterano que reniega del compañero novato y torpe. Pero Clark simplemente lo deja como apunte porque rápidamente crea una relación muy cordial.

sd4 - El Señor de los Djinn, P. Djèli Clark. Ucronía, magia y steampunk

… Y EL PERO ES EL EXCESIVO PROTAGONISMO

Me explico. Fatma, Siti y Hadia son las protagonistas, pero el salto hasta el resto de los personajes es muy brusco. No podemos hablar ni de personajes secundarios. Son casi anotaciones al margen del discurrir de la novela. Incluso personajes aparecidos en La maldición del tranvía 015, aquí tienen una aparición testimonial, y son personajes que podrían haber dado algo de juego.

Evidentemente, se trata de la novela de una duración media y auto conclusiva, no la entrega de una saga monumental a lo Brandon Sanderson que da páginas y páginas a multitud de personajes, pero rescatar personajes de una historia anterior, que ya eran conocidos por el lector, habría hecho más fácil su integración y desarrollo.

UCRONÍA, POR SUPUESTO

El Señor de los Djinn está ambientada en un ucrónico 1912. El mundo está a las puertas de una guerra mundial, y Egipto, como potencia, organiza una conferencia de paz. A ella asistentes personajes históricos que agudizan esta ucronía: El presidente de Francia, el embajador inglés, el Kaiser alemán, un general ruso ya que Zar tiene un principio de guerra civil en puertas …

Además, el libro deja bastantes referencias a batallas entre nativos y fuerzas coloniales con un final distinto del nuestro. Por supuesto tras intervenir los djinn. Otro de los muchos puntos a favor.

CRITICA SOCIAL, POR SUPUESTO

Es otro de los grandes pilares de la novela. Clark es muy hábil insertando en una novela detectivesca con toques de magia e incluso humor, una serie de denuncias sociales perfectamente actuales.

Para empezar, el mensaje del enmascarado se dirige a las clases pobres de El Cairo. A esos cuya riqueza y avance tecnológico no ha llegado. Su promesa populista de dar a los desfavorecidos aquello que se les niega, es evidente la fachada tras la que crea su propia agenda.

También la reivindicación del voto femenino que vimos en La Maldición del Tranvía 015, tiene su continuación con las continuas murmuraciones sobre la vestimenta masculina de Fatma. La crítica al machismo y a la corrección también están presentes.

Otra crítica social es la del racismo, no sólo en Egipto entre mamelucos y etíopes, si no sobre el racismo en Estados Unidos. La inclusión del tugurio de jazz con los músicos afroamericanos huidos (incluyendo algunas referencias a de músicos pioneros), es otro de los puntos reivindicativos de Clark.

El colonialismo, sus estragos y como se vuelven las tornas cuando los países europeos son derrotados, también esta fielmente reflejado, mostrando a occidentales fascinados por la cultura egipcia y vistiendo y adoptando elementos orientales.

sd2 - El Señor de los Djinn, P. Djèli Clark. Ucronía, magia y steampunk

EPÍLOGO

En resumen, una novela magnífica, que ahonda dentro de un universo rico en elementos vistos en otras obras pero que aquí están unidos con originalidad. Los personajes también están a la altura de la obra y es imposible no empatizar con el elenco principal.

Una novela que puede leerse de manera totalmente independiente sin acudir a su anterior obra, La Maldición del tranvía 015, pero ante un universo tan rico, mágico y de tantas posibilidades, cualquier narración debe ser consumida.

El Señor de los Djinn obtuvo el prestigioso premio Nébula en 2021, y espero que estemos a las puertas de una serie de novelas que no bajen el listón y que continúen enriqueciendo tanto el universo como los personajes creados por Clark.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: