Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

Se han cumplido 25 años del estreno de Starship Troopers. Una sátira del totalitarismo, incomprendida en su época.  Como ocurre con ciertas películas, el tiempo le da su justa reivindicación, así que vamos a ello.

UN POCO DE INTRAHISTORIA

Starship Troopers está basada, en parte, en una de las obras fundamentales de la CF militar. Junto a esta novela, podríamos destacar un clásico como La Guerra Interminable o algunas sagas como Bill, héroe galáctico, o las de Honor Harrington.

ST12 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

Robert A. Heinlein, el autor de esta novela escrita en 1959 introdujo el concepto del marine espacial, armado hasta los dientes, pero cuya misión es servir de carne de cañón. Un recurso que, a posteriori, ha sido añadido al imaginario en películas, novelas, videojuegos, etc. Sirve como ejemplo su inclusión dentro del universo Warhammer 40K o Aliens.

Heinlein ha sido siempre acusado de fascista por el enfoque de su novela, aparte de su pasado militar y declarado anticomunismo. Lo cierto es que la novela, refleja dos conceptos que Verhoeven aplicó con maestría en Starship Troopers: Por un lado, el día a día de un infante de marina espacial, y, por otro lado, la descripción de una sociedad totalitaria que el propio Heinlein consideraba la ideal (volveremos a este tema).

ST2 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

STARSHIP TROOPERS, ¿GLORIFICACIÓN DEL TOTALITARISMO?

Viendo por primera vez Starship Trooper, sobre todo en su primera mitad, uno se lleva la impresión que está ante un película que idealiza una sociedad orientada para la guerra. Una sociedad donde sólo los considerados ciudadanos tienen derecho al voto y a disfrutar de ciertas comodidades. Esta ciudadanía se obtiene sirviendo como soldado en una guerra fratricida contra una especie alienígena.

La genialidad es que, paulatinamente, y en sucesivos visionados, vemos que la intención de Verhoeven era, precisamente ridiculizar y satirizar ese tipo de sociedad. Para ello nos presenta unos personajes y situaciones clichés que acaban confrontando el mensaje que podíamos esperar en los primeros minutos de visionado.

Las referencias sociales a un estado cercano al nazismo de los años 30 se reflejan en multitud de detalles. No sólo propagandísticos que en muchos casos recuerda a las películas de Leni Riefenstahl, sino los propios uniformes de la sección de Inteligencia, con una iconografía cercana a la Gestapo.

ST10 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

STARSHIP TROOPERS: SINOPSIS

Starship Troopers se puede dividir en dos partes. En su primera mitad nos muestra a un grupo de amigos que, al acabar la universidad, deben alistarse para pelear en una guerra espacial y obtener la ciudadanía. Cada uno de ellos lo hará en una rama distinta a tenor de sus aptitudes: Infantería de marina, Flota espacial o Teoría y juegos ¿???

Se nos va a mostrar el exigente entrenamiento de la infantería con todos los clichés imaginables del sargento instructor cabrón, el amigo simpaticote de pocas luces o el compañero que sabes que va a morir de manera estúpida en la primera andanada de disparos.

ST8 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

Después de una humillante derrota en Klendathu, el planeta natal alienígena, la federación terrestre debe cambiar de paradigma. No sirve el alegre ataque en masa. Los denominados “bichos”, aparte de numerosos y peligrosos tienen cierta inteligencia y estrategia.

Eso permite que la segunda parte sea un salseo de tiros, explosiones y desmembramientos y que, posiblemente, la lleven a ocupar un puesto elevado en el ranking de obras de CF de los últimos años.

ST20 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

VERHOEVEN APLICA SU PUNTO DE VISTA

El toque de Verhoeven en Starship Trooper es hacer exagerado, llegando al ridículo, todo el enfoque de la historia. Básicamente lo realiza en la primera parte, la que mejor refleja la sociedad totalitaria imperante en la Tierra, y lo hace jugando magistralmente con el espectador.

¿DESEA SABER MÁS?

Un primer punto es la propaganda. El gobierno, mediante una serie de vídeos, inculca la idea de que para ser ciudadano hay que servir en el ejército. La individualidad desaparece para apoyar un bien común, la lucha de la Humanidad contra un enemigo alienígena.

ST1 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

Algunos de los vídeos conjugan esta idea y la ridiculez, como los niños aplastando bichos, o el crio vestido de soldado y que espera ansioso para entrar en combate mientras un pelotón de soldados veteranos ríe la gracia.

Verhoeven se adelantó a su tiempo ofreciendo un marco propagandístico muy de esta época a efecto tecnológicoS pero que bebe, claramente de la propaganda nazi. Si sustituimos los vídeos por carteles en las paredes, el resultado es el mismo.

ST11 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

PERSONAJES

Otro de los puntos con los que juega Verhoeven, es la elección de los personajes. Excepto el duro de serie B, Michael Ironside, el resto de los personajes parecen sacados de una sitcom de adolescentes. Modelos de anuncio de perfumes e inexpresivos. El arquetipo opuesto a la crueldad de una guerra salvaje. Y ese es el toque de Verhoeven en Starship Troopers, mostrar a una personajes fuera de lugar, pero que, son tan planos que están integrados en la historia sin ninguna fisura, cosa que al espectador le choca de inmediato.

Es imposible empatizar con ninguno de ellos. Casper Van Dien en modo brutote guaperas sin expresividad facial, Denise Richard pilotando una nave espacial como si estuviera yendo a la peluquería o Patrick Muldoon como el guaperas que trata de levantarle la novia a Van Dien. En este conjunto de adolescentes frente a la guerra, sólo los personajes de Dina Meyer y Neil Patrick Harris tienen cierta coherencia y matices. Tal vez por ser los únicos actores con ciertas tablas y a los que Verhoeven da unos papeles más atractivos narrativamente.

ST6 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

STARSHIP TROOPERS ¿UTOPÍA o DISTOPÍA?

El núcleo de la sociedad mostrada en Starship Trooper, no se aleja demasiado del descrito por Heinlein en su novela. El escritor afirmaba que este sistema era el ideal, que la gente debería nacer sin derechos y ganárselos. Una sociedad donde el individualismo no existe, y éste aporta al bien común, posiblemente su vida. Ese sacrificio tiene la recompensa de la ciudadanía. Cierto, el individuo tiene la posibilidad de elegir: servir dos años y obtener derechos o ser un paria total, sin ningún atenuante.

Este tipo de sociedad tiene su razón de ser en el marco planteado en la novela y la película: Una guerra de la Humanidad contra un enemigo alienígena. En este caso todos los recursos materiales y humanos están enfocados en esa dirección. ¿tendría sentido este tipo de sociedad? Posiblemente sí, ante el dilema de la extinción o la pérdida de individualidad, la elección parece obvia.

ST7 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

 

Centrándose en esta idea, Verhoeven nos muestra esta sociedad llevada al máximo nivel de cabezonería. No hay disidencia, la gente sirve como soldado para obtener la ciudadanía, pero no hay cuestionamientos sobre la sangría humana que acarrea esta sociedad.

De hecho, hay varios puntos que subrayan la idea de Verhoeven de llevarla hasta la ridiculez: El profesor (luego líder del pelotón), que alecciona a los alumnos, y, sobre todo, el militar de la oficina de alistamiento que se siente orgulloso al decir que la infantería móvil es quien le hizo ser quien es mientras muestra una mano mutilada.

El otro punto que Verhoeven deja en el aire en Starship Troopers, es el de la justificación de la violencia teniendo en cuenta que el enemigo es alienígena. Es una lucha de toda la Humanidad, así que nuestra bando es el bueno ¿o no? No sabemos quien comenzó la guerra, pero si hay ciertos apuntes que, si sustituimos a los alienígenas por humanos, nos parecería un horror la actitud contra ellos. En esta tesitura, son héroes, pero ¿somos capaces de verlo sin el fanatismo propio como especie?

ST5 - Starship Troopers, 25 años de una sátira incomprendida

ENTONCES ¿REIVINDICAMOS STARSHIP TROOPERS?

Totalmente. Como decía, es una película con dos partes diferenciadas. La primera centrada en mostrarnos una sociedad totalitaria y dictatorial pero llevada por el director hasta un nivel exagerado y satírico, y una segunda parte con unos niveles de acción brutal y efectos especiales muy buenos para la época (fue nominado al Oscar por este apartado).

Por todo ello, Starship Troopers es una película muy disfrutable como entretenimiento puro y duro y que sirve para reírnos, y prevenirnos, por qué no, ante los peligros de los totalitarismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: