Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

Con Thor: El Carnicero de Dioses, se inicia la magnífica etapa de Jason Aaron sobre el dios del trueno. Una etapa que abarca desde 2012 a 2019 y que está trufada de eventos importantísimos, comenzando por este Carnicero de Dioses, continuando con la aparición de la Thor femenina, la caída en desgracia del asgardiano y culminando con la guerra de los reinos.

En España está siendo publicada por Panini, con 5 tomos ya en las estanterías y esperando los 3 que completarán esta etapa.

THOT PORTADA - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

MIS IMPRESIONES PREVIAS DE THOR

Thor no ha sido precisamente uno de mis personajes favoritos, tal vez porque a nivel cómic lo descubrí a principios de los años 2000, tras Walter Simonson, en una etapa donde Marvel dejó al personaje bastante apartado y sin saber qué rumbo darle hasta que cayó en manos de Michael Straczynski, y posteriormente en Jason Aaron.

Por otra parte, en su etapa superheroica como Vengador, siempre me ha parecido un personaje demasiado poderoso y sobrado para meterlo con el resto de sus compañeros, con poderes, sí, pero varios escalones por debajo de las habilidades del dios del trueno.

Así pues, tras las continuas y excelentes críticas a esta etapa de Jason Aaron, me lancé de cabeza sobre el primer tomo, y mi opinión en bruto, antes de desarrollarla, es que estamos ante una de las mejores etapas de un superhéroe que he leído.

THOR: CARNICERO DE DIOSES. PRIMEROS APUNTES

Este primer arco argumental, tiene de inicio, un punto que me apasiona: deja de lado su faceta superheróica y se centra en la mitología nórdica y a un nivel donde los dioses son los protagonistas y la humanidad prácticamente un actor terciario. Es imposible no ver referencias a Conan y sus aventuras desde un contexto más mitológico. No en vano, Aaron ha guionizado algunas historias del cimmerio.

TH6 - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

La épica está presente desde el primer momento y añade una capa de reflexión para el lector, muy potente.

Otro de los puntales es presentar no a un Thor dios del trueno, si no a 3 en diferentes épocas. Un punto que al principio puede parecer un recurso más en la moda de manejar pasado, presente y futuro y que ocasiona algún que otro lío al lector, pero Aaron desarrolla perfectamente los tres relatos y logra un encaje final verosímil (teniendo en cuenta de lo que estamos hablando).

La estructura de estos primeros volúmenes, está estructurada con 5 capítulos sobre el trasfondo de la historia principal, uno donde descubrimos los antecedente y motivaciones del villano, otros 5 donde se desencadena una historia más épica con los planes definitivos del villano, y un epílogo (con dibujante diferente), que ahonda en la huella que ha dejado la aventura en la actitud de Thor.

El último aspecto, y en el volveré a incidir, es el apartado gráfico. Los lápices de Esad Ribic y los colores de Ive Svorciva, aportan una capa de espectacularidad gráfica que redondea, y de qué manera, esta potente historia. 

THOR INTERIOR - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

SINOPSIS

A lo largo de este arco de 12 números que constituye El carnicero de Dioses, Jason Aaron plantea una historia con tres puntos de vista temporales alrededor de Thor. Todas ellas unidas por la aparición de la amenaza de un ser, Gorr, que lleva siglos acabando con los dioses del universo.

De esta forma, Aaron nos permite contemplar tres momentos y personalidades diferentes de Thor. Un Thor del pasado joven y con los defectos propios y vistos en anterioridad: prepotente, bebedor empedernido y mujeriego, un príncipe de Asgard que desprecia el peligro y no le teme a nada. Esa misma arrogancia la lleva a ser un inconsciente y actuar de manera inmadura. De hecho, sus poderes aún no son completos y aún no es digno de empuñar el martillo Mjolnir.

El Thor del presente ha alcanzado todo su potencial, es más reflexivo y prudente, ofreciéndonos una versión más consciente del peligro al que se enfrenta y de las consecuencias de sus actos.

Finalmente, el Thor del futuro, es el anciano rey de Asgard, un reino sin súbditos, con edificios derruidos y un rey cansado, rendido, que se sabe el último de su linaje y que cada pelea desesperada la toma con el deseo y la alegría de que sea la última. 

TH7 - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

DESARROLLO DE LA TRAMA

La historia va saltando continuamente entre los tres marcos temporales y partiendo del hallazgo, en el pasado, de la cabeza de un dios y Thor investigando quién ha podido causar esta muerte. Pronto descubrirá que a lo largo de todo el universo los dioses han ido desapareciendo paulatinamente, pero esta desaparición se ha debido a alguien que está acabando con ellos y de manera cruenta, Gorr.

El lógico enfrentamiento entre ambos también nos muestra toques de la personalidad del dios del trueno dependiendo del marco temporal. Un primer enfrentamiento donde prima la soberbia del asgardiano y donde sufre una derrota, hace que se replantee su estrategia, la búsqueda de otros dioses y la manera de derrotar a Gorr.

Esta búsqueda se prolonga en el presente con un tono más reflexivo hasta culminar con futuro, que como decía puede parecer confuso pero que Aaron resuelve con maestría.

TH3 - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

GORR, EL CARNICERO DE DIOSES Y SU MOTIVACIÓN

El punto interesante de esta historia es profundizar en las motivaciones de Gorr para explicar los motivos que le llevan a sacrificar a todos los dioses del universo y el toque final para lograrlo.

Esa motivación está perfectamente desarrollada y hace que tanto el lector, como incluso el Thor del presente, se replantee si son válidos sus argumentos.

Todo parte de una premisa básica que se plantea Gorr: ¿Hay que seguir adorando a dioses que se despreocupan de sus creyentes y no hacen nada para aliviarles el sufrimiento como meros mortales? En resumidas cuentas, los dioses no son dignos. Una retrospectiva de la vida de Gorr y el peso que tiene la religión en su comunidad, sirve de explicación clara. Su pueblo sufre hambre y penurias, ve morir a sus seres queridos y éstos sólo saben rezar a su dios sin obtener nada a cambio. Lo que hace que Gorr se enfurezca es que los miembros de su tribu siguen adorando sin reservas a los dioses y lo consideran un blasfemo por cuestionar la inacción de esos dioses.

Por lo tanto, Gorr se plantea que las deidades no sirven para nada y sólo están para escuchar cómo le regalan los oídos sobre lo poderosos que son. 

El descubrimiento de un arma divina, la Necroespada, hará que Gorr comience a tomar la justicia por su mano acabando con todos los dioses que encuentra a su paso. 

Y para rematar la parábola, Aaron plantea un dilema final ¿En que acaba convertido alguien dotado de un poder para masacrar dioses? ¿acaso no se convierte en lo que odia?

TH5 - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

THOR, PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Planteado el dilema moral último, la historia oscila en cómo ha ido afectando esta búsqueda de Thor a lo largo del tiempo. La culminación de la epopeya en un futuro lejano y con las tres personalidades de Thor juntas para enfrentarse a Gorr, es uno de los mejores pasajes de una obra ya magnífica de por sí.

Precisamente la motivación que impulsa a Gorr a matar los dioses, cala en Thor, y en el último capítulo vemos como su reacción es hacerse digno de la veneración de los seres que le rezan y otorgarles los dones que solicitan: agua, buenas cosechas, etc.

 

APARTADO GRÁFICO A LA ALTURA DE LA HISTORIA

Si el guión es magnífico, rodeado de una épica brutal y con un trasfondo magnífico, el apartado gráfico es la guinda que redondea este primer tomo de la nueva etapa de Thor.

El dibujo de Esad Ribic es el complemento perfecto. Sus viñetas muy realistas y con un trazo pictórico envidiable, aportan las dosis de dinamismo, drama y épica que van reflejando los sucesivos puntos del guión.

Difícilmente sería entendible un aspecto sin el otro. Hay páginas completas que son una delicia contemplarlas una y otra vez. La precisión del trazo anatómico, las perspectivas, los rostros de los Thor de diferentes épocas que enfatizan su personalidad … en definitiva un placer para la vista.

TH2 - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

CRÍTICA FINAL

Thor, el carnicero de dioses es una potente puesta al día del personaje. Centrándose en la mística y la fantasía, huyendo de aventuras terrícolas y dotando al personaje de una grandeza al nivel de su status como dios del trueno.

También nos permite vislumbrar 3 facetas diferentes de Thor: El arrogante joven, el reflexivo de edad madura y el anciano buscando la forma de morir de manera heroica. También les vamos a ver enfrentarse a un enemigo poderosísimo, que incluso les derrota, pero que además no es un villano al uso. Su motivación está perfectamente explicada y es difícil no empatizar con su punto de vista original.

De ello parte la reflexión final de cómo esa obsesión ha acabado transfigurando el propósito inicial de Gorr, entendible pero muy discutible al principio, y totalmente desquiciado al final.

También lo acontecido sirve a Thor de elección para replantearse su papel de dios, pasando de alguien que aprovecha su condición divina, y mutando a un ser que ayuda a los necesitados.

Para quien esté interesado en bucear en un nuevo arranque de Thor, este primer volumen de la etapa de Jason Aaron es una magnífica puerta de entrada.

TH4 - Thor, el carnicero de Dioses. Jason Aaron y Esad Ribic

NOTA: Parece que la próxima película del príncipe de Asgard, Thor: Love & Thunder va a hacer hincapié en esta etapa de Jason Aaron con Gorr y Thor femenina. El problema que veo, a priori, igual luego me como mis palabras, es el tono excesivamente cómico que hemos visto en el trailer y que puede que reste algo de fuerza a la historia. El tiempo lo dirá

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: