Okko. El Ciclo del Agua

Okko es una serie de comic con un trasfondo del Japón medieval  con elementos mágicos y separados por varios ciclos referidos a los elementos primigenios: agua, tierra, aire y fuego.

Cada ciclo desarrolla una historia donde el elemento referido tiene una gran importancia. Originalmente, estos comics se publicaron con dos álbumes por ciclo pero su posterior reedición condensó cada ciclo en un tomo único.

okko port - Okko. El Ciclo del Agua

EN GENERAL

El denominador común trata de las andanzas de Okko, un ronin, un samurái sin amo, que viaja a través de Pajan, un imperio que guarda multitud de semejanzas con el Japón feudal. Su propósito es poner su espada al servicio del mejor postor, pero siempre tratando de aliarse con una causa noble y justa. Junto a Okko viajan sus dos compañeros de aventuras: Noburo, un guerrero gigante que lleva una máscara y un monje invocador, Noshin, siempre dispuesto a ofrecer plegarias al dios adecuado en el momento preciso.

En sus aventuras se enfrentarán no solo a enemigos humanos, si no a toda una serie de criaturas demoníacas y mágicas que tienen atemorizado el imperio.

SINOPSIS

En este Ciclo de Agua, Okko y sus amigos deberán ayudar a un huérfano, Heimin, a encontrar a su hermana, una geisha llamada pequeña carpa (por su tatuaje en la espalda), secuestrada por piratas. Estos la venden a una extraña pareja, un gigante cubierto por un velo y una enana.

Las pesquisas en persecución de los piratas y a los extraños compradores, llevan al grupo hasta un extraño castillo flotante con un no menos extraño anfitrión. El castillo esconde enigmáticos secretos que pondrán a prueba las habilidades de luchador de Okko y Noburo y el poder del invocación del monje.

okko agua - Okko. El Ciclo del AguaCRÍTICA

Todos los ciclos están narrados en primera persona por Heimin, ya adulto y convertido en un monje peregrino, que cuenta la historia a su aprendiz. Se integrará como uno más en el grupo en los álbumes posteriores.

El trazo es muy detallado, tanto a nivel de los rostros de personajes como en los paisajes, casas, barcos, etc. se nota una gran labor de documentación previa para dotar de credibilidad al entorno. Los colores y contrastes están muy logrados en multitud de escenas nocturnas o atardeceres, enriqueciendo vivamente el dibujo.

En el apartado del guión, la historia muestra todos los clichés culturales y sociales del Japón feudal, la forma de vida de pescadores, comerciantes, la vida en aldeas, etc., así como la esporádica inclusión de palabras en japonés o el alto lugar en que sitúa el honor y la lealtad Okko.

La introducción de un trasfondo mágico con elementales, demonios, fantasmas, etc., aporta un detalle enriquecedor, permitiendo variar la historia y no ceñirse a un grupo de mercenarios con elevados valores que se toman la justicia por su mano.

CONCLUSIÓN

Una serie muy recomendable en todos los aspectos, gráfico y de desarrollo de la historia. Su lectura nos hará evocar multitud de referentes cercanos del cine o el anime como Rurouni Kenshin, Samurai 7, Ninja Scroll o principalmente, El Samurai sin nombre.

Por orden de aparición, a este Ciclo del Agua le sucede el Ciclo de la Tierra, el Ciclo del Aire y el ciclo del Fuego. Recientemente, los autores han cerrado definitivamente la serie con el ciclo del Vacío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: