En la cabeza de Sherlock Holmes, Un cómic estéticamente maravilloso

Sherlock Holmes siempre ha sido uno de mis personajes literarios favoritos. Un personaje que a lo largo de los años ha ido aumentando su mitología y rodeándolo de un aura legendaria.

Sus obras completas las he leído y releído em multitud de ocasiones y, con afán de completismo, dispongo de varias ediciones entre anotados, cronologías, diarios, etc. Y también cómics.

Por ello, el encontrar un nuevo comic sobre Sherlock Holmes con un enfoque más rompedor, y leyendo las primeras críticas positivas, me lancé a comprarlo. El resultado ha superado cualquier expectativa.

SINOPIS

Un viejo amigo del Dr. Watson es rescatado por la policía en extrañas circunstancias. El descubrimiento de un polvo misterioso sobre su ropa y una entrada para un espectáculo exótico lleva a Sherlock Holmes a deducir que está frente a la primera víctima de un complot de gran alcance.

El primer punto de interés es que la historia es nueva, no se ha reciclado ningún de sus casos clásicos y toda la construcción del misterio está muy en la línea de los relatos de Conan Doyle en cuenta a tono y estilo.

Otro punto destacable es la integración con el canon de Holmes. Nos encontramos con referencias a casos canónicos y la historia está perfectamente integrada entre las fechas supuestas de estos casos.

Finalmente, el trabajo de documentación es magnífico y muy en consonancia con el espectacular tratamiento gráfico. Mediante planos de las calles de Londres con su distribución real en la década de 1890, los autores nos sumergen en una acción frenética llena de hitos reconocibles.

portada 1 - En la cabeza de Sherlock Holmes, Un cómic estéticamente maravilloso

¿QUÉ OCURRE DENTRO DE LA CABEZA DE SHERLOCK HOLMES?

El enfoque de este cómic se centra en que el lector es un espectador de los procesos mentales de Holmes y como va acumulando y relacionando pistas. Este enfoque novedoso tiene el aliciente, y que aliciente, de un grafismo fuera de serie.

No hay dos páginas con el mismo formato, el dibujante se permite experimentar con cada página dotándola de una cantidad de detalle impresionantes, enlazando viñetas, cambiando planos, creando esquemas y conexiones … un trabajo titánico que se encuentra a un nivel altísimo.

Esta concepción del cómic nos permite seguir el proceso deductivo de Sherlock Holmes desde un punto de vista novedoso. Cualquiera que haya leído sus relatos, sabrá que Conan Doyle nos hacía presuponer que las pistas las teníamos delante de nuestros ojos pero sólo Holmes era capaz de enlazarlo todo e incluso, sacarse más de un as de la manga.

En este cómic, asistimos a todo el proceso. Las innumerables pistas se van acumulando en en las páginas. Los autores nos van presentando todas las conexiones mediante un derroche de imaginación visual, haciendo mucho más fácil al lector el proceso de hilvanar pistas, sospechosos y trama.

EL CASO DE LA ENTRADA MISTERIOSA

Este es el subtítulo del cómic. Todo comienza con la llegada de un conocido del Dr. Watson al que la policía a parado en la calle de madrugada con la clavícula rota, en camisón de dormir, sucio y totalmente aturdido sin recordar nada de lo sucedido.

Inmediatamente, Holmes se pone en marcha descubriendo unos polvos extraños sobre la ropa y la entrada a un espectáculo con un mago chino.

A partir de estas dos pistas, los autores no llevan en volandas a través de Londres, visitando el teatro, un hospital y otras localizaciones. En todas ellas llegamos gracias a una pista y obtenemos alguna confirmación y un par de enigmas que engrandecen y complican el caso.

Cyril Lieron y Benoit Dahan, como guionista y dibujante respectivamente, nos muestran todos los clichés clásicos de los relatos de Holmes. El exotismo asiático con el misterioso mago chino, los bajos fondos del East End, los muelles con los comerciantes de opio. Los hechos imposibles de explicar contra toda lógica, misteriosos perseguidores.

No podía faltar, por supuesto, un hecho del pasado que desencadena toda la acción.

También todo lo que rodea a la iconografía de Holmes está perfectamente mostrada. Desde su apatía ante la falta de casos de interés, su adicción a las drogas, tocar el violín el disfrazarse o su obsesión por la química.

Todo el frenetismo de la acción llaga su punto final con las pertinentes explicaciones que cierran perfectamente el misterioso caso.

interior - En la cabeza de Sherlock Holmes, Un cómic estéticamente maravilloso

UN DERROCHE DE IMAGINACIÓN GRÁFICA

Un detalle que no vi venir en este comic de Sherlock Holmes son los detalles interactivos que tiene. Hay varias viñetas con anotaciones para verlo al trasluz y la conjunción de páginas crean una pista o detalle que añadir a todo el bagaje. Un punto bastante interesante este y que sólo aparece en tres ocasiones. Una mayor cantidad de estos detalles creo que hubiera entorpecido y cortado el ritmo de la narración de manera innecesaria.

Además, la espectacular portada con un perfil troquelado del detective da paso a la primera de las espectaculares dobles páginas que refrendan el título del cómic. A partir de ahí es todo un cúmulo de maravillosas páginas.

Y es que es en el apartado gráfico donde el cómic conquista al lector. En primer lugar, la perspectiva de la narración. No nos encontramos en un relato contado en primera persona por Watson o con una exposición de las deducciones y pistas localizadas. En vez de eso, somo espectadores y partícipes de todo el proceso de deducción de Holmes, asomándonos a una ventana virtual donde los autores muestran el frenetismo que pasa por la cabeza del detective, abriendo una suerte de armarios y ficheros para casar las pistas que descubre, y sea con un plano mental de Londres, los diferentes coches de caballos londinenses o incluso gráficos con fechas e hitos a modo de presentación.

Por otro lado, la estética de la obra es un auténtico lujo. Toda la maquetación muestra perfectamente los sucesivos pasos y razonamientos de Holmes de una manera esquemática y gráfica. Este proceso, aparte, es frenético, e impulsa al lector a razonar con la misma velocidad que Holmes, entrando, como dice el título, en su cabeza. Obviando estos puntos nos encontraríamos con un caso clásico de Sherlock Holmes. Una acumulación de pistas, el detective un paso por delante del lector y nosotros sin saber como casar los elementos mostrados.

Cierto es que la diferente concepción de cada página puede hacer en muchos casos difícil entender el orden de las viñetas, pero los autores añaden algo básico como es un hilo rojo que las va uniendo y que se integra perfectamente con el relato. Aquello de tirar del hilo para desmarañar la madeja, se aplica perfectamente.

tutto - En la cabeza de Sherlock Holmes, Un cómic estéticamente maravilloso

LA PALETA DE COLORES

La paleta de colores es otro de los grandes aciertos de la obra. Tiende a homogenizar las páginas y situaciones. El fonde las páginas tiene un acabado apergaminado que, junto a los tonos sepia, dan la sensación de estar leyendo un relato de la época victoriana.

El contraste entre los tonos es fabuloso. Dahan utiliza el mismo tono en todo un conjunto de historia, por ejemplo, alrededor de la declaración de uno de los testigos o en escenas en exteriores. Todo esto contrasta con las escenas donde se desea acentuar el colorido y exotismo de la historia principal. Aquí los colores rojos y amarillos tienen preponderancia con los ocres de la mayoría de la historia. Es genial el cambio de tonalidad para dejar claro al lector el abandono de un escenario para entrar en otro

DETALLES Y GUIÑOS

Una relectura más reposada, permite encontrar varios guiños que demuestran el trabajo y conocimiento de los autores en la mitología de Sherlock Holmes.

Por ejemplo, en la primera doble página, encontramos un libro sobre el sistema solar en un cesto con el rótulo de “INSERVIBLE, VACIAR”. Un tema, el de la astronomía, del que Holmes presume no saber ni preocuparle este conocimiento, dejando su lugar para cosas que él considera importantes.

Verá, yo considero que el cerebro del hombre es, originalmente, como un pequeño desván vacío. El artesano hábil tiene mucho cuidado de lo que mete en el desván, en su cerebro.

Sherlock Holmes a Watson, Estudio en escarlata

La visita al hospital de St. Bartholomew y el detalle de recordarle Watson que fue ahí donde se conocieron por primera vez.

También el desprecio y ninguneo al inspector Lestrade. En este punto creo que excesivamente acusado.

CRÍTICA

Como gran aficionado al personaje, he leído muchas novelizaciones y cómics sobre el personaje. Algunos tomando unas licencias exageradas que han apartado el espíritu del personaje convirtiéndolo casi en un superhéroe o un cazador de monstruos.

En La Cabeza de Sherlock Holmes se nota el cariño y respeto de los autores por el personaje. La historia original y todo su desarrollo añadiendo clichés holmesianos, ya es motivo suficiente para acercarse a este cómic. Pero el salto de calidad que da la presentación de la obra, sus páginas diferentes entre ellas, detalladísimas y con un dinamismo fuera de serie hacen de este comic un imprescindible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: