La última sonrisa en Sunder City, Luke Arnold

La última sonrisa en Sunder City puede calificarse de fantasía urbana que entremezcla varios géneros de manera bastante acertada. Estamos hablando de un primer volumen que actúa, en muchos casos, como descriptivo del mundo donde se va a desarrollar la acción, pasando, curiosamente la trama principal a un segundo plano.

La última sonrisa de Sunder City es la primera novela de Luke Arnold, un actor conocido por interpretar al pirata Long John Silver en la serie Black Sails. Como primera aproximación suya a la literatura, la verdad es que se puede calificar como notable y más teniendo que liar con un primer título de la trilogía.

EL PROTAGONISMO DE SUNDER CITY

Aunque la novela está narrada en primera persona desde la perspectiva de Fetch Phillips, un humano metido a investigador privado, el protagonismo recae en la propia ciudad e Sunder City. Una urbe, antaño gloriosa, pero que ha sufrido una decadencia importante a causa de la Coda, un evento que acabó con la magia en el mundo y condenó a las criaturas mágicas a una miserable existencia.

Esta urbe, ahora en decadencia, está llena de edificios derruidos, barrios con podredumbre y habitado por criaturas peligrosas y desesperadas, pero también con elementos tecnológicos como tranvías. En este aspecto, la unión de fantasía y elementos steampunk está muy bien equilibrada.

Leer esta novela, es sumergirnos en una vorágine de descripciones de calles, barrios y edificios decrépitos, como sus habitantes, e impregnarnos del ambiente decadente. En este sentido, esta novela me recuerda mucho la magnífica novela de China Miéville de La estación de la calle Perdido. Aquella con criaturas menos estandarizadas en la fantasía, pero compartiendo una historia y ambientación muy parecidas

sunder portada - La última sonrisa en Sunder City, Luke Arnold

SINOPSIS

La última sonrisa de Sunder City nos cuenta la historia de Fetch Phillips, un investigador privado que trata con casos tras pasar el filtro de un decálogo propio, que incluye no aceptar casos de humanos y que si el cliente quiere a un investigador sobrio deberá pagar un plus.

La semblanza de Fetch bebe, por supuesto, del mejor género negro en cuanto al clásico detective privado con una oficina desvencijada y viaje, con un marcado amor por el alcohol para borras penas o fantasmas del pasado, pero que detrás de su aspecto y comportamiento duro, se esconde alguien que siempre hará lo correcto. De hecho, el no aceptar casos de humanos, sólo de seres mágicos es porque entiende que son ellos quienes necesitan ahora la ayuda.

Le llega el encargo de localizar a un profesor vampiro desaparecido hace días de la universidad, un vampiro que había sabido adaptarse a los nuevos tiempos y trataba de inculcar a las criaturas mágicas la nueva realidad que les había tocado vivir.

A partir de aquí vamos a acompañar a Fetch en su recorrido por Sunder City, buscando pistas, hablando con todo tipo de personajes, pero siempre, describiéndonos vívidamente, como ha quedado la ciudad y sus habitantes. Este recorrido lo va a llevar, ineludiblemente a pubs y antros de todo tipo con interacciones ante personajes de más o menos peligrosidad.

sun a - La última sonrisa en Sunder City, Luke Arnold

EL APOYO DE LOS FLASHBACKS

En … Sunder City, el continuado uso de flashbacks, centrados en lo ocurrido en la ciudad durante su época gloriosa y en la juventud de Fletch, sirven para apuntalar la historia e ir respondiendo a las primeras preguntas que se hace el lector sobre como se llegó a esta situación en el mundo de Sunder City.

De esta forma, descubriremos que los humanos eran el escalón más bajo, por así decirlo, de un mundo donde los seres mágicos: elfos, dragones, hadas, licántropos, enanos, dominaban y prosperaban en un mundo donde la magia permitía un poder absoluto de estas razas.

Los humanos sólo podían obtener su mayor número y el consabido carácter e ímpeto luchado para tratar de revertir una situación que, mediante la Coda consiguen realizar.

El resultado es un mundo donde la magia a desaparecido y las criaturas deben soportar su pérdida con las más dramáticas consecuencias. Los elfos envejecen de golpe los años que han vivido, las hadas desaparecen, los vampiros no sacian su sed de sangre, los licántropos y otros seres se han quedado en un punto medio de transformación, ocasionando una serie de monstruos.

SEMEJANZAS CON EL MUNDO ACTUAL

… Sunder City, mostrando la decadencia de la ciudad y los problemas de sus habitantes mágicos, no deja de ser un reflejo de la sociedad actual con grupos de personas emigrantes, dejados de lado por la sociedad, condenados a malvivir entre escombros y buscarse la vida en auténticos guetos. Este punto es continuo y creo que Arnold lo hace a conciencia, dándonos una buena perspectiva para entrar, más si cabe, en todo el entramado social de la ciudad.

Aparte, el poder que tienen los humanos, ahora, siendo capaces de destruir la belleza de toda la magia de este mundo, es también un reflejo social de la humanidad ávida de poder y recursos y capaz de arrasar con todo a su paso.

Centrados en los propios personajes, es imposible no empatizar con el sufrimiento de los seres mágicos que han disfrutado de una vida de poder y opulencia gracias a sus poderes y que ahora carecen de ellos con consecuencias dramáticas y trágicas.

sun1 - La última sonrisa en Sunder City, Luke Arnold

CRÍTICA FINAL

… Sunder City, me ha parecido una excelente lectura de fantasía urbana, donde el autor hace hincapié en los importante con vistas a las futuras novelas: centrarse más en la ciudad, en el entorno y que el lector imagine sus calles, su oscuridad y decadencia. Como decía, es curioso que pese a vivir la novela en primera persona por parte de Fetch, su trama de investigación parece ser la excusa para mostrar todo lo demás. De hecho, como aspecto negativo, la resolución de esta trama la veo algo precipitada y con cierto regusto anticlimático, pero el lector, algunas páginas antes ya le queda claro cual es lo que realmente nos quiere contar el autor.

La relación de Fetch con las criaturas mágicas y sus problemas vitales es otro de los grandes puntos de las novelas. Ha sido capaz de ganarse el respeto de estos seres, y en cada caso concreto su relación es totalmente sincera y cordial.

Un punto chocante en la novela es que todo el mundo asume el problema de la Coda como algo provocado por los humanos, pero curiosamente, los seres mágicos no han llevado su desesperación al extremo de atacar a los humanos como causantes de sus males en un último acto, parecen asumir su situación con resignación.

En definitiva, una primera novela muy acertada, dejando claros los puntos y tropos con los que desarrollar el resto de novelas de esta trilogía, construyendo un mundo muy bien definido de fantasía urbana y con una posibilidades tremendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: