Star Trek: Lower Decks. La serie que hacía falta

Ya tenemos aquí la nueva serie del universo trekkie, Star Trek: Lower Decks, una serie animada centrada en la USS Cerritos, y donde el humor y los guiños al resto de productos de la franquicia son su carta de presentación.

INICIO CON UN “ME EQUIVOQUÉ”

Comencé a ver la serie con un buen ánimo pero la verdad es que el primer capítulo y sobre todo los primeros minutos, me hicieron dudar bastante. Parecía una serie animada a rebufo del humor irreverente de Rick y Morty (bastante más suave, por supuesto), pero con unos personajes principales vistos cientos de veces.

Pero he de reconocer que el visionado de los siguientes episodios cambió totalmente la percepción que tenía y desde luego, se trata de una serie muy disfrutable  y con la que el fan de Star Trek va a apreciar detalles tanto de las series como de las películas.

ST9 - Star Trek: Lower Decks. La serie que hacía falta

PUNTO DE PARTIDA

Star Trek: Lower Decks, nos traslada al día a día de una nave de la Federación, la USS Cerritos que no trabaja en primera línea precisamente, no se encarga de misiones de primeros contactos, tratados interplanetarios o cartografía de zonas inexploradas. De hecho, en una secuencia de la intro aparece muy bien reflejado este punto, cuando en pleno combate entre naves romulanas y cubos borgs, la USS Cerritos llega, dispara una vez y se va.

Por esta razón, la propia capitana de la nave se siente desplazada, pero es aquí donde el punto focal cambia, deja el puente y se traslada a las cubiertas inferiores (lower decks), donde la oficialía de menor rango trabaja.

SINOPSIS

Porque este es el núcleo de la serie, un Star Trek focalizado, no en los oficiales, sino en los suboficiales y tropa que realizan tareas de mantenimiento en la nave y que se toman el trabajo con su filosofía propia. Un enfoque sugerido en la magnífica novela Redshirts de John Scalzi, donde también se da protagonismo a esos tripulantes que son carne de cañón, seres anónimos que se cruzan con los oficiales en los pasillos o la cantina y que serán los primeros (y únicos) en morir cuando se produce cualquier problema.

Estos oficiales van a tener un papel casi pasivo, desde la capitana preocupada por ser considerada de segunda, el primer oficial pagado de sí mismo, pasando por el oficial táctico que siempre ve motivos para entrar en combate o una huraña jefe médico que recuerda, y mucho, al Dr. McCoy de la serie original.

ST4 - Star Trek: Lower Decks. La serie que hacía falta

CUARTETO DE PROTAGONISTAS

Por ello, Star Trek: Lower Decks nos presenta a cuatro protagonistas principales que trabajan en ese bajo escalafón. Por un lado, Beckett Mariner, una alférez que tiene un peculiar sesgo a la hora de seguir las normas y que por actitud y capacidad tendría que tener rango mayor, aunque durante la serie se explica el motivo principal de ello. Totalmente contraria a ella en cuanto a carácter, se encuentra el también alférez Brad Boimler, obsesionado por las normas y que aspira a ser capitán de su propia nave. Estas formas distintas de entender el reglamente hace que tanto Mariner como Brad ofrezcan las mejores líneas de diálogo.

El otro dúo protagonista lo integran la alférez D’Vana Tendi, una oficial científica de la raza Orión, y que destila positividad y excitación en este su primer destino en la flota, y el ingeniero Sam Rutherford, otro frikkie, al igual que Tendi, de todo lo relacionado con el mantenimiento y supervisión de la nave.

Los cuatro son grandes amigos y la serie pivota claramente sobre ellos, dejando como simples actores secundarios (esta vez sí), a la oficialía del USS Cerritos.

ST1 - Star Trek: Lower Decks. La serie que hacía falta

UN TONO PERFECTAMENTE CONSEGUIDO

Como he dicho anteriormente, los primeros compases parecían que Star Trek: Low Decks iba a tomar los derroteros de Rick y Morty, de  hecho el guionista ha trabajado en ambos proyectos, pero han optado por la comedia en vez de la parodia sangrante y es de agradecer. Una comedia que no huye de coger una referencia de la saga y darle una nueva lectura que puede escapar a los más profanos, pero que a los trekkies siempre les va a sonar.

Por ejemplo, hay un tripulante que dice que la batalla de Wolf 359, que supuso una derrota de la federación contra los borgs, fue un invento del gobierno.

O las simulaciones de la holocubierta con las referencias sobre Sherlock Holmes, Robin Hood o Shakespeare tan recurrentes en TNG. También se dá un homenaje a las películas de J.J. Abrams con el puente inundado de luz frontal tan del gusto del director.

También veremos un paseo espacial por el exterior de la nave e incluso el rover aparecido en Némesis, terminando con el detalle futuro de considerar al Jefe Miles O’Brien, como el más grande de la historia de la Flota Estelar.

Todo esto sin obviar varios cameos (con la voz original incluida).

Pero Star Trek: Lower Deck no se queda en simple comedia, cuando tiene que ponerse bestia lo hace, con situaciones absurdas, ciertos, pero que dan esa pincelada absurda que también es de agradecer.

ST2 - Star Trek: Lower Decks. La serie que hacía falta

CRÍTICA

Esta primera temporada de Star Trek:Lower Deck ha constado de 10 episodios con una segunda temporada en preparación. No hay duda que últimamente están proliferando las series del universo trekkie a falta de películas.

Tanto Picard como Discovery y la aún no estrenada Strange New Worlds con Pike y Spock, han hecho resurgir la franquicia y la adición de esta serie animada, supone un aire fresco y cambio de rumbo al optar por la comedia.

ST6 - Star Trek: Lower Decks. La serie que hacía falta

Su punto más relevante es precisamente su fuerte, el dar el protagonismo a tripulantes anónimos y dejar a los oficiales como secundarios.

Una serie que destila amor por la franquicia y que le da algo que parecía faltarle a Star Trek: reirse de sí misma y soltar cierta rigidez.

Tal vez, The Orville del genial Seth McFarlane inició el camino correcto y su recorrido entre la comedia, la parodia y los capítulos serios, fue un buen punto de arranque, pero con Lower Deck, la franquicia parece haber dado un salto y adecuarse a los tiempos, permitiendo a que su universo se acerquen no sólo los trekkies, si no los aficionados a la ciencia ficción y la animación sin más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: