The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

Vamos con la crítica, con spoilers, de The Batman de Matt Reeves, una película que ha sufrido varios retrasos por la pandemia y que los sucesivos trailers nos mostraban como una película rompedora con el personaje.

spoiler - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

CRÍTICA

Voy a comenzar con la crítica de la película y luego desgranando varios elementos. ¿Me ha gustado The Batman? Por supuesto. A nivel técnico es una película portentosa y un reinicio bastante atractivo. Lo malo es que tiene detalles menores y aceptables que pueden chirriar, pero también otros que son insostenibles. En el conjunto ganan más los puntos positivos que los negativos, pero algunos de esos puntos negativos lastran un tanto la película.

The Batman es larga, pero en ningún caso la vi excesivamente lenta. Tiene un buen ritmo y toda la parte inicial rezuma lo mejor de la faceta detectivesca de Batman.

En la parte final sufre un bajón con esa conclusión que parece definitiva, pero aún queda otro epílogo más de cara al público. El cierre con la conversación de Batman y Riddler hubiera quedado bien, pero lo que viene a continuación parece un pegote para añadir unas escenas de acción, tiros y golpes que has escamoteado durante la película.

b15 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

THE BATMAN, NIVEL TÉCNICO

Técnicamente, The Batman es casi perfecta. Las fotografía es muy impactante, creando una atmósfera de ciudad más tenebrosa que oscura y muy acorde con el ambiente general de la cinta. Los primeros planos de Batman y Catwoman, con esos atardeceres sobre la ciudad, desenfocando el fondo y centrando la vista en los protagonistas, son de un nivel excepcional.

También, como decía el tono otorgado a la ciudad de Gotham, da la sensación de ciudad abandonada y caótica. Oscura, sí, porque toda la acción pasa de noche, pero incluso en esa semioscuridad, vemos una ciudad que parece haber vivido mejores época y ahora no es ni sombra de lo que fue.

Curioso también que las dos únicas escenas que no transcurren de noche; el funeral del alcalde y el rescate final de las víctimas en el pabellón, ocurren en una tarde muy nublada y deprimente, y en la otra en un amanecer también bastante apagado.

El tema de la banda sonora es otro de los grandes aciertos de The Batman. Michael Giacchino logra crear una atmósfera trepidante y lúgubre cuando es necesaria con los aportes de unos de los coros de Ave María más decididamente incómodos para el espectador por lo que subyace detrás, y el tema de Nirvana para acentuar, más si cabe, la semblanza entre este Bruce Wayne asocial y alguien como Kurt Cobain.

b14 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

THE BATMAN, BATMOVIL Y GADGETS

El batmovil me ha encantado. Esa mezcla de Mad Max y Fast & Furious, creo que es la mejor elección para el tono de la cinta. No vemos en ningún momento un cuadro de mandos futurista ni despliegues raros, de acuerdo, tiene una turbina, pero es lo mínimo que le exigimos al batmovil. Su diseño está más enfocado a perseguir, aprovechando la velocidad, y sacar de la carretera a los perseguidos con esas planchas frontales.

Con la moto ocurre lo mismo, nada estridente y cumpliendo el papel. No sé si en las siguientes entregas estos diseños variarán, pero en el contexto de la película son muy adecuados.

El traje también lo veo correcto. Estamos en una época de inicio de Batman, por lo que opta por un traje ligero y resistente en que prime la agilidad. Ya tendrá tiempo, con la edad, de pasar a los trajes casi acorazados de Batman vs Superman o el Regreso del Caballero oscuro.

También el traje de Catwoman es bastante canónico, por así decirlo. El tema de la máscara era lo que podía chirriar en los trailers, pero con la película completa, le veo buen encaje.

Y llegamos al único “pero” en este apartado. Me refiero al traje de wingsuit. Para empezar, es un gran acierto el momento en el que Batman llega al techo y ve que la única opción que tiene para huir es saltar. Esas dudas, e incluso miedo, reflejan mejor que nada, que Batman aún está en sus primeros años como justiciero y seguramente sea el primer salto que realiza, de hecho, el aterrizaje es calamitoso.

El problema es la elección de este traje. Lo suyo es utilizar la capa a modo de parapente o algo parecido, todo dentro de la mística de un hombre murciélago en vez de un hombre-ardilla.

b13 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

INTRODUCCIÓN

La introducción The Batman es genial. Hablando con voz en off con cierto aire al Roscharch de Watchmen. Curiosa esa referencia al tratarse también de un vengador de la ciudad, pero con unos métodos bastante más censurables que los del hombre-murciélago.

En esta intro ya nos da la pista que Batman lleva dos años actuando en la ciudad. Hemos pasado los sucesos y el “aprendizaje” por así decirlo de Año Uno, ya ha conocido a Gordon y se ha ganado una reputación de alguien a temer dentro del mundo del hampa.

También vemos una ciudad de Gotham totalmente caótica, con grandes desigualdades sociales y con una delincuencia galopante, aunque las autoridades presumen del gran golpe que llevó a la cárcel a un jefe del hampa como Salvatore Maroni. Punto éste al que volveré más tarde.

b3 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

REFERENCIAS

The Batman tiene multitud de referencias tanto en el cómic como en otras películas. En cuanto a los cómic la primera referencia obvia es el magnífico El Largo Halloween, una de sus mejores historias y donde se explota el lado detectivesco del superhéroe. También podemos encontrar referencia a Ego por aquello de la dualidad entre Bruce Wayne y Batman y ver cuál de las dos personalidades parece poseer a la otra.

En cuanto a Riddler, siempre ha sido la versión light del Joker, y sinceramente, no recuerdo leer un comic de Batman donde aparezca un Riddler fuera de su rol histriónico y más fantoche, pero aquí le otorgan una entidad bastante más cercana al Joker tenebroso de Todd Phillips, ofreciendo a un villano desequilibrado, sí, pero peligroso y con un plan inquietante. Aparte, todo el tema de sus seguidores en redes sociales es claramente influencia de la cinta de Joaquin Phoenix.

En cuanto al resto de referencias cinematográficas, es indudable que The Batman bebe, y mucho, de Seven de David Fincher. La trama central de Riddle, el castigo a los corruptos, la atmósfera oscura y opresiva y la entrega final del villano, hacen que parezca un spin off. La otra referencia podría ser Zodiac con los mensajes codificados que van otorgando las sucesivas pistas.

DOS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

The Batman plantea dos tareas de investigación, unidas entre ellas, pero que a nivel de guión tienen algunas pegas.

La trama de localizar a Riddler y pararle los pies es magnífica. A la vez que demuestra ir un par de pasos por delante de Batman y la policía, sus actuaciones permiten que aflore la corrupción oculta en Gotham. Aparte, nos deja entrever un villano inquietante e inteligente. Con una hoja de ruta metódica y una radicalidad extrema.

El problema llega con la investigación paralela para localizar la rata, el chivato que llevó a Maroni a la cárcel y que es la obsesión de Riddler. Vamos primero a lo obvio: Hay en la ciudad al menos dos clanes mafiosos importantes, el jefe de uno de ellos acaba en la cárcel por un chivatazo y resulta que la delincuencia no decrece. ¿De verdad necesitan investigar a quien le favoreció que Maroni fuera a la cárcel para descubrir al chivato? Aquí, tanto Riddler como Batman están espesitos.

b7 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

UN THOMAS WAYNE GRIS

Sin llegar al amoral y despreciable Thomas Wayne de la película del Joker, parece haber una tendencia a quitar parte de la blancura del padre de Bruce. En The Batman tenemos un par de cosas interesantes. Por un lado, todo lo que se descubre sobre los problemas que tuvo Thomas durante la campaña para alcalde. El tema de los problemas mentales de Martha Wayne y la posibilidad de airearlos por parte de un periodista.

El tratar de silenciarlo con dinero y no lograrlo, hace que Thomas pida ayuda a Falcone, que mata al periodista y aparte logra tener un punto de presión sobre Thomas.

¿Es justificable el celo de Thomas Wayne por proteger a su esposa? Evidentemente, e incluso el tratar de comprar el silencio de periodista, pero al acudir, desesperado, a un mafioso del que no puede esperar nada bueno, es crear una duda importante sobre la rectitud de Thomas.

Hubiera quedado bien aprovechar uno de los puntos de la mística de Thomas y Falcone, que también sale en la película y tirar por ahí. Me refiero a que Falcone podría enterarse los problemas de Thomas con el periodista y como pago por la operación hecha por Thomas que le salvó la vida, saldar su deuda y tener una baza de presión para el futuro.

También me parece perfecto que en esta The Batman hayan obviado el tema de la muerte de los padres de Bruce en el callejón. El mostrarnos el semblante del hijo del alcalde durante el funeral y como Bruce se siente identificado, es una elección bastante acertada.

Otro buen punto es discernir si Thomas Wayne fue, indirectamente culpable de su propia muerte ¿Lo mató Falcone porque iba a confesar cuando murió el periodista? ¿Fue un hecho fortuito? La conversación entre Bruce y Alfred en el hospital me parece una de las mejores escenas de la película.

b9 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

¿SABE RIDDLE QUE BRUCE ES BATMAN?

La verdad es que este fue uno de los mejores puntos de la película y Matt Reeves, consigue, sutilmente, engañar al espectador hasta casi el último momento. La hábil colocación de recortes de periódico y notas en la guarida de Riddler hacen que tengamos esa sospecha, también Batman, y la visita a Arkham parece que va camino del desastre para el hombre murciélago con vistazo preventivo a las cámaras de seguridad incluido.

Su continua referencia a Bruce Wayne acaba siendo el culmen del odio interior que arrastra. Bruce y él fueron huérfanos, pero Bruce lo tuvo todo, una vida acomodada y lujosa. Riddler tuvo que buscarse la vida cuando el orfanato se quedó sin fondos. Han sufrido el mismo trauma siendo niños, pero sus vidas no han sido iguales y ese es el gran resquemor de Riddler.

PROBLEMAS CON BATMAN

Básicamente me encuentro con dos problemas que van enlazados. Por un lado, el comienzo durante la voz en off y la reacción de los villanos ante la bat-señal es bueno. Empiezan a temer las sombras y a considerar a Batman un ser sobrenatural.

Su posterior aparición en la estación de metro para impedir la paliza, aun quedando muy teatral con el ruido continuado de los pasos, hace que los villanos se enfrenten a un personaje al que pueden ver todos sus rasgos y considerarlo una simple persona disfrazada. En este aspecto, echo de menos una aparición más fantasmagórica, con más oscuridad, que los fuera eliminando sin que puedan hacerse una idea de quién o que los ataca y no manifestar en ningún momento su rasgos al completo.

La guinda de este despropósito es el aparecer en la escena del crimen del alcalde junto a Gordon. Cualquier mística del personaje se derrumba con esta escena donde se vuelve a incidir en quitar todo la capa de personaje de las sombras y darle un aspecto definido en contraposición a lo que es el personaje, alguien esquivo y del que pocos puedan dar excesivos detalles.

b4 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

El otro punto es su “franja horaria” por así decirlo, de aparición. Coincide, evidentemente con la noche, aprovechando las sombras, y durante toda la película, este punto se respeta, pero en la parte final, cuando está ayudando en el rescate con los helicópteros, es pleno amanecer, y encima, aunque se trate de, en teoría, la primera película de una nueva trilogía, Batman ha conseguido ya ganarse la confianza de los ciudadanos y la policía de Gotham.

Este punto debe ser más progresivo. Batman nunca ha contado con la confianza plena de la ciudadanía ni, por supuesto, de la policía. Entendería un acercamiento progresivo en las tres películas, pero contar desde el principio con las simpatías ciudadanas y de las fuerzas del orden, es quemar una etapa demasiado pronto.

PROBLEMAS CON BRUCE WAYNE

Puede ser algo entendible la actitud deprimida, de persona encerrada en si mismo y de ser totalmente asocial del Bruce Wayne de Pattinson. Es alguien que sabemos que acarrea un trauma desde la infancia y su redención pasa por combatir el mal y autodenominarse Venganza. Lo veo como un proceso de evolución del personaje. Más si cabe, si nos dicen que sólo ejerce de Batman desde hace dos años. Es evidente que aún arrastra traumas, pero no vemos el Bruce Wayne playboy, derrochador y niño rico.

b10 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

Su desprecio al legado familiar de Industrias Wayne tampoco es fácilmente entendible. De puertas afuera su rol de persona despreocupada por como se gesta su fortuna es un punto claro, pero en este caso es un total desapego por una actividad de la que se beneficia para su personalidad secreta.

El otro punto es el de la donación de Thomas Wayne. Parece muy improbable que ni Bruce ni nadie de Industrias Wayne indague donde fue a parar la muy generosa donación del mecenas a la ciudad de Gotham. Queda claro todo el rato que la donación existió ¿Y nadie pide cuentas a los políticos encargados de gestionar esos fondos? ¿Nadie ve un atisbo mínimo de corrupción y de tener claro quienes se beneficiaron?

En el tema de actuación, poco se le puede achacar a Pattinson, que cumple perfectamente en los constreñidos parámetros que le han dado para desarrollar a Bruce Wayne. Lastima que haya tenido poca oportunidad para el lucimiento. Esperemos que en futuras entregas pueda prodigarse más.

CATWOMAN, RIDDLE, EL PINGÜINO, FALCONE … Y EL JOKER

Catwoman está espléndida, no sólo Zöe Kravitz hace un gran papel, en cuento se enfunda el traje es la vivía imagen de la Catwoman de la etapa de Tom King. Puede que sea menos artera y más visceral que en los cómics, pero el arco argumental que le dan hace obvio su comportamiento. También nos ahorran detalles de su aparición. En apenas 1 minuto desde que llega a casa y es vigilada por Batman, vemos todo lo icónico del personaje: casa llena de gatos, trago de una botella de leche de la nevera, se viste con el mono de cuero y sale por el balcón con una agilidad pasmosa. No necesitamos nada más para centrar al personaje.

b6 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

Paul Dano como Riddler ha sido una de las mejores elecciones de este cast. Hemos visto a un villano maquiavélico y violento, y cuando al final lo vemos sin la máscara, con esa car aniñada y pinta de bonachón, es cuando aumenta la inquietud del espectador sobre que monstruo tenemos enfrente.

b17 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

El Pingüino también cambia el rol. Deja de ser las personalidades de ladrón, alcalde Cobblepot, etc. y se convierte en la mano derecha de un defenestrado Maroni. Ahora regenta el club Iceberg donde se cuece toda la corrupción de Gotham, y como buen segundo mafioso, le debe lealtad al capo de turno, odia a los chivatos y, por supuesto, nunca soltará palabra. Hay que destacar, como no, la caracterización de Colin Farrell para el papel.

b11 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

Falcone me parece un excelente villano. La actuación de John Turturro ayuda a crear a alguien que pasa por sucesivas etapas de amor/odio al espectador. Hay veces que nos podemos creer al personaje, aunque sepamos a ciencia cierta que es un villano.

b12 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

Alfred y Gordon siempre han sido secundarios de lujo. Algo chocante puede parecer el papel de Andy Serkis acostumbrados a personajes de acción, pero aquí vemos a un Alfred que casa bien con el ex-soldado amigo de Thomas, que entrena a Bruce y que vemos en Batman Tierra Uno. Jeffrey Wright es el el eterno secundario que no desentona en ninguna película o serie, sea cual sea su papel y hace un sobrio y honrado Gordon.

Y llegamos al Joker, un personaje que aparece al final en Arkham gestando una amistad con Riddler a través de las rejas de sus celdas. Pero para acabar de redondear el tema, hace unos días se liberó una escena eliminada con Batman y el Joker en Arkham al mejor estilo Lecter vs Clarice. En esta escena hemos visto al Joker más desasosegante, incómodo de ver e inquietante que ha ofrecido el cine. La no inclusión de la escena en la película puede obedecer a dos razones, el no mostrar todas las cartas en la primera película y dejar el hype en todo lo alto para su futura aparición, y que la escena es demasiado parecida a la que tiene Batman con Riddler en el mismo escenario.

b16 - The Batman, Matt Reeves. Luces y sombras

The Batman ha supuesto un paso más allá en la cinematografía del mejor superhéroe que ha dado el comic. Sus referencias comiqueras y cinematográficas han permitido crear una historia oscura y definitivamente más adulta, mostrando los primeros años de Batman y abriendo el abanico de opciones para las siguientes secuelas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: